El Gordo y el Flaco (Stan & Ollie) – Stan & Ollie

Una de las sorpresas de la cartelera post-vacaciones navideñas ha sido la película de hoy, una que cuando vi el trailer por primera vez asumí que esto jamás de los jamases saldría de la filmoteca y llegaría a los cines más convencionales. Parece que me equivoqué y gracias a ellos hoy la tenemos por aquí. Esta es una de las pocas veces en las que el título en español nos puede dar una clara idea del tema de la película porque cuando yo veía el original, Stan & Ollie, me sonaban un montón pero como que no estaba seguro si eran los que yo creía que eran, ya que esto si que es cine viejuno de la era de Genín y Virtuditas y yo solo he visto sus películas en la tele y más bien en LaDos, que es el lugar al que quedan relegadas cosas así en España. La película se estrenará por allí en marzo con el título de El Gordo y el Flaco (Stan & Ollie).

Dos julays viajan al Reino desUnido del Brexit para rodar una película que nunca llegó a suceder y entre medias sale a flotar toda la mala mierda que hay entre ellos.

Resulta que el Gordo y el Flaco no siempre estuvieron juntos y durante unos años los separaron por cosas de contrato y se acumuló mucho resentimiento. Su tiempo ha pasado, están ya envejecidos y tienen la posibilidad de hacer una película en el Reino desUnido y mientras esperan que todo cuaje, se dedican a hacer una gira por teatrillos del país y en la misma el Flaco se dará cuenta que la peli no sucederá, el Gordo irá a su bola y se pondrá malo y la gente llenará teatros más y más grandes para verlos porque son dos leyendas vivas. Pese a las rencillas y los rencores, al final se impondrá entre ellos la amistad y el cariño que se tienen.

Como película para recordar a esos dos genios es fantástica y la química que había entre ellos y lo bien que parecía que se lo estaban pasando aparece en la película. El problema es que el guión es un disparate o un desaguisado, no sabían si hacer esta película o aquella y tenemos que un rato vamos en una dirección y de repente y sin explicarlo, tiramos para otra parte. John C. Reilly gana la batalla interpretativa y su Gordo es fabuloso y creíble. Con Steve Coogan la cosa no va tan bien pero igual es porque pretende hacer los guiños del Flaco y a veces las copias no llegan a la altura de los originales. La parte con las esposas de ambos se la podían haber ahorrado porque no aporta mucho. La película entretiene pero le falta chispa, se difumina demasiado intentando contar historias pero sin terminarlas y al final, eso la lastra. También hay una significativa falta de escenas para reírte, uno se espera de una película así que te tronches de risa todo el tiempo y eso no llega a suceder.

En fin, esto no es cine para los miembros del Clan de los Orcos, que harán bien en evitar los cines en los que la estén dando. Es más bien cine para los sub-intelectuales con GafaPasta menos extremistas.

Una respuesta a “El Gordo y el Flaco (Stan & Ollie) – Stan & Ollie”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.