El hombre de los globos

El hombre de los globos

El hombre de los globos, originally uploaded by sulaco_rm.

Me diréis que soy muy malo y todo eso pero yo juro que cuando me tropecé con el hombre este cargado de globos lo primero que pensé fue que tiene un montón de suerte por llevar ese tripote que le hace de lastre e impide que se lo lleve volando el viento porque a mí me dan los globos y seguro que dejo atrás a Mary Poppins y más ahora que estoy en mi peso super-mega-ideal gracias a la moderación al comer, a la calidad de la comida que tomo y a huir como de la peste de los restaurantes basura. Ni siquiera echo de menos aquellos tiempos en los que me hacía un leididí para no ganar peso. Volviendo al vendedor de globos, lo segundo que pensé es que tiene que ganar dinero a espuertas si puede alimentar ese barrigón que no parece cervecero y lo tercero que pensé fue que tiene el pelo muy estropeado y eso debe ser porque no le roba champú y acondicionador a su señora.

A todas estas, más tarde me di cuenta que tenía un montón de globos con Dora y quizás por eso me crucé con tantos niños que llevaban un globo con la susodicha y una cara que era la viva imagen de la felicidad más absoluta.

La foto la hice durante el Koninginnedag 2011 en la ciudad de Utrecht, cerca del Oudegracht.

5 opiniones en “El hombre de los globos”

  1. Es posible que el hombre no se de cuenta del barrigón que tiene, debe de andar medio levitando con tan tanto globo…
    Salud

  2. Se sentirá ligero y todo! jajajaja.
    Por cierto, este verano me obligaron a comprar un globo de esos de Patricio (el colega de Bob Esponja para los que no tengan niños pequeños tocando las narices cerca). 5 euros!! y encima lo atamos en el porche durante la comida, y al darle el sol, a la hora del café ya era un churro-Patricio!!! Asi que mucha cara de ilusión en el momento, pero a menda no la pillan en otra de esas.

  3. Si alguna vez tengo un hijo, uno de mis objetivos es que NUNCA vea Bob esponja. Ese personaje me parece maquiavelico jejeje. Besitos.

  4. Yo tendría más cuidado con que no le ponga las manos encima un cuervo tocador de niños de cierta organización mafiosa que se niega a borrar mi nombre de sus listas y que miente, engaña, cuenta trolas y habla de un ente que si existe, los debe despreciar mucho más que yo.

Comentarios cerrados.