El inocente – The Lincoln Lawyer

El inocente - The Lincoln LawyerA veces los trailers de las películas nos engañan y nos venden una moto que no resulta ser como la habíamos imaginado. De la misma forma en que hay historias que te sorprenden y te atrapan desde el principio, otras no llegan a dar la talla y lo que empieza mal, acaba peor. Es mi caso con las películas de abogados y tramas judiciales. Igual que no soporto los libros del tema, las películas me parecen excesivamente artificiales, siempre llenas de lumbreras que conocen ese pequeño resquicio por el que salirse con la suya y sin dejar ningún espacio a los espectadores para averiguar las cosas. Por eso no tenía muchas ganas de ir a ver The Lincoln Lawyer pero un amigo me obligó. En España se estrenó la semana pasada con el título de El inocente.

Un julay marrullero y a quien le gusta trabajar con chusma y gentuza de la mala se mete a defender al primo pijo del Guaca y las pasa putas para conseguir terminar el contrato laboral

Un abogado que trabaja desde su coche y que normalmente defiende a criminales de baja cuna y mala calaña se topa con un caso de un niño rico acusado por una prostituta de darle una jalada y violarla. Aunque al principio el caso parece sencillo se irá complicando y surgirán ramificaciones con otro caso suyo que lo complica todo.

Alguien debería comenzar una colecta desde ya mismo para pagarle unas clases de actuación al Matthew McConaughey. Ya lo dije en Ghosts of Girlfriends Past ? Los Fantasmas de mis Ex Novias y en Sahara y seguro que en alguna otra que no recuerdo, este tío no sabe actuar y parece ser incapaz de mover un solo músculo de la cara. La única diferencia entre sus películas anteriores y la nueva es que está avejentado y ahora parece un poster viejo, siempre con la misma expresión. Tampoco le pegan nada los papeles de abogado y similares intelectuales porque se te hace casi imposible creer que ese cacho de carne con ojos cogió un libro en su puta vida y pasó algún examen. Dicho esto, confirmar que me dormí UN MONT?N DE VECES de puro aburrimiento. Fui a ver la película con mi amigo el Niño y el hijoputa me despertaba para ofrecerme gominolas y yo volvía a caer según tenía más de seis segundos de cara estática del Matthew McConaughey en pantalla. El guión es un tostón inaguantable que da más vueltas que un tonto sin llegar a ningún lado pese a que desde los primeros cinco minutos ya sabía como acabaría. La historia hace agua por todos lados y según me despertaba me encontraba que habían introducido algún nuevo personaje o giro argumental para justificar los desaguisados anteriores y lo único que lograban era liarla más. Ryan Phillippe también se luce con una actuación patética y se le contagió la falta de expresividad y el tipo es que no movía ni una pestaña. Entre los dos parecía haber una competición para ver quien se quedaba más quieto.

Cuando todos pensábamos que la película había terminado y ya estábamos recogiendo nuestras cosas para pirarnos, resultó que había más y dieron un nuevo e impensable giro argumental que no se creía ni el acomodador del cine y nos endiñaron casi diez minutos más. En definitiva, algo para olvidar.

No le voy a dar más vueltas. Es una puta mierda. Yo no se la recomendaría ni a mi mejor enemigo pero bueno, seguro que hay gente que hasta le gusta.

02/10

Una respuesta a “El inocente – The Lincoln Lawyer”

  1. Boh! y a mi que me tenía buena pinta! y con lo buenorro que está el Mateo…. vaya cagada!

Comentarios cerrados.