El iPhone sigue siendo el mejor

Han pasado casi ocho meses desde que cogí en mis manos por primera vez mi Jesus iPhone y la experiencia sigue siendo increíble. Juntos hemos descubierto que tenemos un montón de cosas en común, que llevar un teléfono al bolsillo vale para algo más que hacer llamadas y he logrado la convergencia entre la multitud de dispositivos que arrastraba hace menos de un año. Continuamente leemos anotaciones de gente que lo critica y casi siempre me da la impresión que lo hacen sin siquiera haberlo usado. Uno de los puntos que siempre señalan es que su sistema operativo es CERRADO y te casas con Apple al comprarlo. Debo ser tonto del culo porque jamás he logrado poner nada en mi Sony Ericsson k800i, o en mi antiguo Samsung o incluso en el supuestamente más abierto HTC Wizard (también conocido como MDA Vario). Todos ellos eran cacharros creados por una compañía y en los que no dejaban ningún resquicio para nada. ¿Quiero que apple me de la libertad de instalar otros sistemas operativos en mi iPhone? ¡Joder, NO! Quiero que siga funcionando tal cual lo ha estado haciendo y no deseo tener un trasto que peta cada momento y que para cuando quiero hacer algo, me veo abocado a resetearlo.

Otra de esas grandes carencias es la falta de teclado. Envío alrededor de diez SMS diarios y jamás he tenido problema alguno con el teclado en la pantalla. Escribo rapidísimo y con la ayuda del corrector incorporado, lanzo mensaje tras mensaje en holandés, inglés y español sin que añore el tener el teclado del HTC Wizard, una coña deslizante que me obligaba a poner el teléfono en modo apaisado y que ni siquiera me daba más velocidad a la hora de escribir.

Recargo mi teléfono cada dos días, usándolo a diario para navegar un montón por internet, hacer fotos, para enviar y recibir correos y mensajes, jugar, escuchar audiolibros, podcasts y música, sincronizarlo con mis calendarios, contactos, actualizar mi lista de tareas (que almaceno en toodledo.com), mirar la previsión del tiempo o el mapa de nubes holandés (y evitar así los chaparrones cuando voy a usar la bicicleta) y pese a tenerlo en mis manos gran parte del día, la batería está a la par de la del Sony Ericsson k800i y este no lo usaba para nada más que llamar, enviar mensajes y navegar por internet.

Alguien me comentó un día lo mierdosa que es la cámara así que le enseñé alguna de las fotos que había hecho con la misma y se quedó callado. Tiene más calidad que la cybershot de 3 megas de mi anterior teléfono, el cual, pese a chulear de la buena cámara que lleva incorporada, consigue joder un setenta por ciento de los momentos fotográficos que quiero inmortalizar. Ese mismo teléfono me ponía de los nervios al navegar por Internet, la experiencia era siempre muy negativa, con una pantalla minúscula y con frecuentes errores a la hora de interpretar el código de las páginas. Aún peor era el no poder visitar mi propia bitácora porque se negaba a cargarla pese a funcionar sobre wordpress. Terminé poniendo todo tipo de plugins especiales para que al detectar aquel trasto, cargara una versión reducida y mierdosa con el contenido básico. Y mira que probé otros navegadores. Instalé uno de Opera que tuve que dejar de usar después de unos días porque no era gratis y me negaba a pagar por algo que no me dejaba satisfecho. Después instalé uno de código abierto, en versión muy primigenia y fue más de lo mismo, básicamente una mierda y así, me veía abocado a usar el RSS como forma de navegación. Ahora veo las páginas tal cual las hacen sus autores, cargan muy rápido y tengo la experiencia completa de la web y no echo en falta el famoso contenido flash porque ni en el firefox que tengo en el trabajo o en mi casa veo ese contenido ya que ahí también lo bloqueo.

Finalmente, un colega me dijo que no podía copiar y pegar. Sonaba como si se fuera a caer la luna del mismo cielo y llegaría el fin del mundo. Después me paré a pensar y jamás he copiado y pegado en ninguno de mis teléfonos anteriores, es una función que no me sirve de nada, de la misma forma que no necesito mensajes MMS porque en toda mi vida solo he recibido uno, en la época de mi teléfono Samsung que supuestamente los podía manejar y sin embargo el teléfono no fue capaz de abrir aquello y nunca llegué a saber cuál era el contenido de dicho MMS.

Así que en estos ocho meses, mi iPhone ha viajado conmigo por medio mundo, hemos patinado sobre un canal en Kinderdijk junto a los molinos de viento (el lugar en el que le hice la foto), ha estado en las playas de Gran Canaria, subiendo a la torre Eiffel, de caminata por montañas, corriendo detrás de ciervos en el bosque y en todos esos lugares siempre se ha portado como un compañero leal y una herramienta muy útil que me ayuda siempre que lo necesito. Sin lugar a dudas, el mejor teléfono que he tenido en toda mi vida.

7 opiniones en “El iPhone sigue siendo el mejor”

  1. Estoy contigo, lo tengo desde Enero, y es flipante como tengo todo en la palma de mi mano lo adoro al igual que empiezo a adorar el Leopard y el Macbook 13″ de mi novia… te amo Steve Jobs!!!!

  2. A mi me llena el ojo y mas viendo lo que cuenta quien lo tiene, pero en España lo vende en exclusiva Telefónica Vomistar (los reyes de las tarifas a mano armada) y por ahí sí que no paso, mi religión me prohibe incluso acercarme a las tiendas de esta gente.

  3. Emo, bienvenido al reverso. En mi casa solo hay Leopardos, un mac mini, un viejo iBook G4 que después de tres años y medio sigue siendo el rey del cotarro y al que creo que le compraré una batería nueva para que continúe un par de años más porque con Safari 4, ecto, iTunes y VLC yo voy sobradísimo y el iPhone. De mis amigos holandeses, solo queda uno por cambiarse, todos los demás han dado el paso. Llega un momento en la vida de cada uno en el que hay que elegir entre comer mierda o que te llamen comemierda y nosotros hemos elegido esto último y que le den por culo a los envidiosos y cejijuntos.

  4. Una dudita, que hoy me ha coincidido ver en un escaparate a la venta un Mac mini a 1.5 Ghz, ¿estos van como los PC’s? Porque a esa velocidad un PC creo que da mas pena que otra cosa, me imagino que con los Mac no será lo mismo.

  5. La verdad es que no te sé decir. Mañana lo miro y te digo. Mi mac mini va muy rápido, al menos eso es lo que me parece a mí pero ni uso windows ni tengo programas pesadísimos que requieran mucha potencia. Lo operé para mejorarlo un poco y le dupliqué la memoria hasta los 2 Gigas y le cambié el disco duro por uno mayor y con eso se quedó como un pequeño ferrari.

  6. Que razón tienes, sulaco. Yo voy con un iphone desde hace año y medio (el abuelo 2G), y super contento, el recuerdo que tengo de mis antiguos moviles es que eran todos una gran mierda (nokia n70, htc touch, sony ericsson m600 -por lo menos era bonito-, …)

    No cambiaría a ningún móvil por nada del mundo en este momento, este me sobra para todo, los mails (gracias a .me) me llegan como los sms, al momento, sincronizo contactos, calendarios, notas con mi ordenador, llevo cantidad de documentos y cositas para mi trabajo, música, vídeos…

    Como dijo aquel, no es lo que hace, sino como lo hace.

Comentarios cerrados.