El lobo de Wall Street – The Wolf of Wall Street

El lobo de Wall Street - The Wolf of Wall StreetHay solo un puñado de directores que pueden decirte mirándote a los ojos que han marcado de manera inequívoca la historia del cine, que son el equivalente de Miguel Ángel o del Greco en su arte. No sabemos si dentro de cuatrocientos años la gente podrá ver películas viejas o si alguien logrará que alguna llegue a esa época pero lo que sí que tengo claro es que cualquiera que vea una mierda deleznable como cualquier basura de la interminable saga del Señor de los Julandrillos y después vea una película dirigida por Martin Scorsese podrá ver la diferencia entre arte y ordinariez. En los once años que llevo escribiendo mi pequeño (o no tan pequeño) diario en la red, he podido comentar cuatro películas de este director, ya que estamos en los últimos años de su carrera y no tiene la fecundidad que tenía antes. Aún así he tenido el privilegio de poder ver The Aviator – El aviador, The Departed – Infiltrados, La invención de Hugo – Hugo y Shutter Island, tres de ellas con Leonardo DiCaprio de protagonista y la nota media entre esas cuatro películas es de 9. La semana pasada, un sábado por la mañana, a las diez para poder estar en un cine desierto y solo con aquellos que aman tanto como yo el cine, fui a ver The Wolf of Wall Street, película que se ha estrenado en España esta semana con el título de El lobo de Wall Street.

Un julay que debe ser el primo pijo del Güaca se camela a todo quisqui y monta un Emporio de chanchullos del copón

Un truhán que no es un señor monta una compañía con un colega para mercadear con acciones en Nueva York. En los felices noventa, los clientes vienen atraídos por el olor del dinero como las moscas a una bosta de mierda y el chamo ve como está montando un emporio y se enrala y se mete encima todo tipo de drogas. Comete todo tipo de delitos y llega un momento en el que se cree que es impune a la ley. Todo se vendrá abajo y acabará yendo a para a Chirona.

Esto es CINE. No le sobra o le falta un minuto. Son tres horas fabulosas en las que Leonardo DiCaprio nos regala seguramente la mejor interpretación de su carrera. Está inmenso, es fascinante, te atrapa te engaña y en algún momento mientras estás viendo la película te das cuenta que si ese hombre te pide dinero para sus empresas fraudulentas, tú se lo darás sin dudarlo un solo instante. Toda la historia gira a su alrededor y si hay algún plano en el que él no salía, ya ni me acuerdo del mismo. Nos lleva desde los primeros años, buscando ganarse un salario, hasta la época en la que se vuelve todopoderoso. Su compañero de batallas y su mano derecha es Jonah Hill, el último actor al que yo habría mirado para hacer algo así y que sin embargo aquí está soberbio. La película tiene un guión potente y se mueve continuamente en terrenos de comedia, sin ser una película de gracietas chorras. Lo que hacen es tan burro que te tienes que reír, sus desmanes, sus excesos, sus movidas y la manera en la que la gente parece comulgar con todo es sencillamente genial. Martin Scorsese demuestra estar en plena forma y sigue sabiendo como dar lecciones de cine. No le hace falta depender de efectos especiales ni de movimientos estúpidos de cámara, solo tiene que querer llevar a la pantalla un guión y mover sus piezas sobre el escenario para engatusarnos. La película tiene una fabulosa banda sonora que acompaña y complementa las tres horas que dura.

Incluso el más zafio y retrasado de los miembros del Clan de los Orcos se lo pasará bien viendo esta película. Para los sub-intelectuales de GafaPasta no hay excusa posible, hay que ir a verla. Para el resto, esta es una de las mejores películas del año, una historia de esas que te dejan alucinando y si decides no ir a verla, no sabes lo que te estarás perdiendo. Para mí es un clásico. Ya mismo.

6 respuesta a “El lobo de Wall Street – The Wolf of Wall Street”

  1. Hombre, ya tenemos aquí la crítica de El lobo. Esto si que es ser eficiente. Pues nada, ya sé con qué película me voy a estrenar en los cines este 2014.

  2. La podría haber comentado desde la semana pasada pero opté por poner las dos partes de la ninfómana de un tirón y por eso tuvo que esperar.

  3. Yo tambien quiero verla, pero en lo de Scorsese no estamos de acuerdo. Personalmente tanto El aviador como La invención de Hugo me parecieron intragables.

  4. Qué pereza me da esta peli. El tema no me pone nada y el Di Caprio y Scorsese últimamente me aburren. La veré cuando la echen en la tele si no tengo otra cosa mejor que hacer, pero creo que paso.

Comentarios cerrados.