El maestro del agua – The Water Diviner

Uno de los actores que más bandazos da es Russell Crow. El hombre aparece en películas buenísimas y en pallufos épicos y siempre me ha fascinado la brújula que tiene para elegir sus trabajos y que parece que está petadísima. Al parecer se ha hecho un cursillo por radio ECCA y ahora, además de actor es director y se dirige a sí mismo. Como yo no discrimino y mientras no me menten a Tolkien o dirija Peter «el Güaca» Jackson lo suelo ver todo, fui a ver The Water Diviner, película que se estrena en España este fin de semana con el título de El maestro del agua.

Un julay acarajotado viaja a Turquía para encontrar los cadáveres de sus tres hijos muertos en la guerra y entre medias conoce a una pava local que se la pone morcillona

Un australiano campesino y padre de tres hijos ve como en la batalla de Galípolis durante la Primera Guerra Mundial, la diñan sus tres hijos. Su mujer se chifla toda del disgusto tan grande y el chamo, después de enterrarla, se va a Turquía para encontrar los cadáveres de sus hijos. Allí conocerá a una mujer que aunque lo niega, perdió a su marido en esa misma batalla y se verá involucrado en varias aventuras con turcos locales mientras intenta aclara el misterio.

Esta es una bella historia de amor de padre y de devoción, muy bien llevada por Russell Crowe, con un ritmo tranquilo y continuo y unos actores que hacen su trabajo muy bien. Tanto los paisajes del lugar en el que sucedió la batalla como la ciudad de Estambul o el sitio recóndito en Australia en el que tiene su granja, todos se ven bellísimos. La película va evolucionando y para cuando llegamos al final, la trama no se parece demasiado a lo que esperábamos al principio, aunque en este caso eso no es un problema. Las escenas de la batalla son terribles y dramáticas pero al mismo tiempo están rodadas con mucho cuidado. Las escenas del protagonista con el militar turco son fabulosas, la forma en la que dos personas que se deberían odiar acaban siendo amigos está muy conseguida y resulta creíble. La historia de amor que parece ir creciendo medio escondida le da un toque a la trama principal. En resumen, que la película tiene los suficientes elementos para entretener, está bien hecha e interpretada, nos enseña un trocito de historia pasada que no conocíamos y al final y cuando has salido del cine, tienes la sensación de haber visto algo bueno.

Un miembro del Clan de los Orcos no tiene la capacidad neuronal para ver esto y puede sufrir daños cerebrales. Por otra parte, es una película que gustará a muchos sub-intelectuales de Gafapasta.

Una respuesta a “El maestro del agua – The Water Diviner”

Comentarios cerrados.