El Magere Brug sobre el río Amstel

Al atardecer y antes de que enciendan la iluminación, el Magere Brug descansa tranquilo sobre las aguas casi heladas del río Amstel. En esta foto, en lugar de mirarlo desde el lado del Blauwbrug, la cual viene a ser su cara más conocida, lo hacemos desde el lado del Carré Theater. El puente actual se construyó en 1934 aunque en ese mismo sitio han habido otros puentes desde el 1691. El nombre le viene porque es muy estrecho. Hasta el año 1994 se abría y cerraba manualmente gracias al buen hacer de dos profesionales. En la actualidad el sistema de apertura está automatizado. Desde el año 2003 es únicamente peatonal (y para bicis). La iluminación del puente consta de mil doscientas bombillas. En este lugar suelen haber grandes celebraciones durante la fiesta del día de la Liberación (Bevrijdinsdag) y la reina suele pasar por allí. Aquellos agraciados con una memoria no de pez seguro que recuerdan este puente de la película de James Bond Diamonds Are Forever.

Una respuesta a “El Magere Brug sobre el río Amstel”

Comentarios cerrados.