El nido vacío

el nido vacioLa última de las películas que vi en el festival de cine latinoamericano de Utrecht fue una comedia dramática argentina que en España se estrenó en octubre del 2008 y que como suele suceder, si no es por el festival jamás habría pasado por la cartelera de los Países Bajos. La película se titula El nido vacío.

Una pareja de julays las pasa canutas con la menopausia una vez han volado los chiquillos del nido

Cuando los hijos de una pareja abandonan el hogar, ambos descubren que convivir ya no es igual que antes y que ahora que se tienen que ver las caras continuamente, las cosas no van tan bien. El protagonista es un escritor de éxito al que no le gusta la vida social y que no lleva demasiado bien lo de envejecer. Su mujer es más sociable y con tal de no verle la cara se apuntará a la universidad para terminar su carrera ya que se ha cansado de estar siempre bajo su sombra. Poco a poco irán viendo como su mundo se tambalea sin que puedan (o quieran) hacer nada por evitarlo.

A mí desde siempre me ha parecido que Cecilia Roth es una pedazo de actriz y aquí lo vuelve a demostrar. Es simpática en los momentos en que tiene que serlo, inteligente, aburrida, histérica, va desplegando un gran repertorio de emociones que vivimos los espectadores pero pese a ello a la historia le falta algo, no sé, un pegamento, algo que la una y la vuelva muy interesante porque las diferentes partes que nos cuentan no terminan de cuajar. Entre las tramas secundarias, se podían haber cargado totalmente las llamadas de teléfono de los hijos y la película no habría perdido nada pero son esos saltos de ritmo los que la hacen naufragar a ratos y le quitan velocidad.

En definitiva, que pudo haber sido mejor de lo que es y que no la encontraréis en un cine porque hace mucho tiempo que pasó por las pantallas pero os puede valer para una tarde en casa y seguro que ayuda un poco a coger el sueño de la siesta.

06/10

Una respuesta a “El nido vacío”

Comentarios cerrados.