El origen de mi maldad

Hoy estaba hablando por teléfono con un amigo y como suele suceder a menudo, la conversación tomó un giro surrealista. Yo siempre pensé que con todo el mundo pasa igual pero con los años he terminado por convencerme que mis conversaciones son un pelín más extremas que las del resto. Estaba en la máquina de café y discutíamos sobre fútbol y el milagro que necesitamos para no caernos de la primera fase de la Champions League. Mañana iremos a ver el segundo partido y si no ganamos será el punto y final e incluso haciéndolo aún tenemos unos cuantos caramelos amargos por delante. Yo le decía a mi amigo que lo que tiene que hacer es decirle a su mujer, que es muy de rezar, que ya que va los domingos a un servicio religioso, que le pida a su Dios que haga algo en nuestro favor y él me decía que no, que se lo tenía que pedir yo porque soy católico de nacimiento y supuestamente mi Dios es mucho más poderoso que los de los protestantes y reformistas varios.

Lo de católico por nacimiento yo lo discuto y más bien soy católico por imposición, porque en mi país no había libertad para elegir no seguir ese camino y así forzaron a toda mi generación a abrazar una ideología sectaria que no compartimos. Además, le expliqué, ese Dios al que niego y lidera esa organización de la que no puedo zafarme porque los comemierda que la controlan no te lo permiten y lo único que hacen es poner una marca en sus libros pero te dejan apuntado, ese mismo Dios hizo que me echaran al menos en cuatro ocasiones (y creo que fueron seis en total) de sus templos cuando yo aún no había cumplido los nueve años, lo cual me convierte en una persona con un currículo de expulsiones de iglesias increíble. A mí desde siempre me dieron asco los cuervos negros que habitan en el interior de esos edificios tan hermosos y al menos en una ocasión (y creo que hubo dos más) nos echaron por llegar tarde al servicio que hacían los sábados. Sucedió en un poblacho de Gran Canaria al que acudíamos los fines de semana y casi siempre fue porque estaba lloviendo y nuestra casa estaba a las afueras del pueblo y bajar hasta el centro requería presteza ya que la carretera se convertía en un río. Al curilla de mierda eso se la sudaba y prefería la humillación pública y la expulsión, lo cual ya me daba una idea muy clara de lo asqueroso y repugnante que es un Dios que prefiere que te mates bajando una cuesta por la que desciende un río de agua para que llegues a tiempo al espectáculo de un soplapollas integral.

Las otras tres expulsiones fueron en el colegio de Tauro, el cual se convertía en iglesia los domingos. Yo me entrenaba para la Primera Comunión, que también podríamos llamar la ?ltima Comunión ya que no pasé de esa. El cura de mi barrio me obligaba a ir a misa los domingos y como el colegio estaba al lado de la playa, yo iba con mis amigos con el bañador y la toballa. Al parecer, en el libro ese de falacias y mentiras hay reglas muy estrictas sobre las ropas que hay que llevar a los templos los domingos porque nos botaron por ir con pantalón corto, zapatillas de playa, camiseta y toballa. Yo le estaba contando a mi amigo mis teorías más recientes y que van por otros caminos cuando mi jefa llegó a la máquina de café y husmeó un trozo de conversación y salió por patas aterrorizada. La cosa fue más o menos así:
Que te juro que seguro que me echaron de la iglesia porque el Cuervo era de los de la rama de los tocamientos, esos que ven un niño y empiecen a cantar la canción de Dejar que los niños se acerquen a mí ?? ? le dije. Como mi jefa no podía escuchar las respuestas que mi colega me daba, las omitiremos.
Vamos, estamos allí, cuatro chiquillos de siete años, cuatro angelitos divinos y enseñando carne y al cabrón ese seguro que se le ponía como un garrote de dura y nos largaba porque no podía mirar al frente y tampoco podía levantarse ?? ? mi jefa pone cara de pánico total, coge su café de la máquina y sale mirando al suelo y a toda prisa en dirección al despacho.
Que sí tío, que al Cuervo le ponían los niños y por eso nos echaba, porque el lo que quería era que fuéramos allí cuando estaba solo para poder tocarnos a gusto y con testigos no le hacía tanta gracia, que aún está por demostrar que existe al menos una persona decente en esa secta de hipócritas ??
No, dile a tu mujer que le pida ella al Dios de los protestantes, que el de los Católicos, como no le mandemos una clase llena de chiquillos no hace nada, que ese es muy de sacrificios y carne joven ??
Ya hablamos mañana entonces, no te olvides la bufanda y los guantes que en el estadio va a hacer un frío de cagarse ??
Doei

Y salí de vuelta para el despacho. Cuando entro, cierro la puerta y mi jefa me pregunta:
¿A tí te tocaba el cura en España, esa España tuya, esa España vuestra ay ay ay? ? Me dijo con cara de caerse muera allí mismo por la impresión.
Pues no, si el cabrón tuvo ganas nunca lo logró pero vamos, si me llega a poner una mano encima le saco los ojos y los piso para que no se los vuelvan a enchufar. Le estaba contando a un amigo que a mí ya me echaban de iglesias con siete y ocho años, que me niegan la excomunión y me niegan el borrar mi nombre de todos sus libros pero no se cortaban a la hora de largarme por llegar tarde o por ir con cierta ropa a la iglesia, aunque por más que he mirado en el libro gordo de las mentiras nunca encontré el código de conducta para sus eventos y ninguno de los jacosos que escribían allí parece que lo mencionaron ?? ? le expliqué.
Lo tuyo es como para no mear gota ? dijo.
PoZí ? le respondí y zanjamos página.

Todo esto sucedía mientras en la oficina, en otra vuelta de tuerca surrealista, estábamos todos con abrigos de invierno porque la calefacción del ancestral edificio en el que trabajamos hoy decidió estropearse y la temperatura en el exterior esta mañana era de un grado sobre cero y en el interior del edificio de unos dieciséis grados. Tenía que haber hecho fotos de la gente trabajando con guantes, con abrigos, con gorros y orejeras mientras esperábamos que el agua que calienta los radiadores corriera por las tuberías, algo que no sucedió hasta las tres de la tarde.

Después me llamó mi amigo el Rubio y tuvimos otra conversación de esas que no encajan en los límites de esta ni de otras realidades pero esa la dejamos para otro día ?? Lo sé ?? debería abrirme una cuenta en el CaraCuloLibro y hacer como los quinientos millones de come-mierdas que ya la tienen y ser más ordinario y vulgar ?? pero va a ser que No.

30 opiniones en “El origen de mi maldad”

  1. Vaya. Yo me quedé en el bautizo y por obligación.

    Tengo una anécdota bastante heavy en relación a las discusiones religiosas. Andaba ya por los diez u once años y nos habíamos «escapado» los colegas en bicicleta hasta Vegueta. En la puerta de una iglesia había una de esas señoras harto creyente que debió cogerle gusto a que la tocaran de niña, tanto que siguió repitiendo década tras década con la esperanza de que el cucaracha la volviera a empitonar (oye, que las ilusiones infantiles es mejor no perderlas). No recuerdo muy bien qué andábamos gritando o diciendo los compañeros pero se ve que la buena señora, en un intento de apaciguar a las fieras y llevarnos por el buen camino del tocamiento curatil, o del libro de los rezos infinitos, empezó a transmitirnos la palabra del señor y reconducirnos por el buen camino. Al cabo de un par de minutos zanjé la discusión mirándola fieramente a los ojos y espetándole un «Mira, vieja, la Virgen María era una mala puta que se folló al primero que pilló y José un carpintero con unos cuernos que se los pisaba de grande que los tenía». Acto seguido me giré y seguí pedaleando aún con la imagen de la cara de la chiflada aquella con la mandíbula desencajada y con los ojos que se le iban a salir de las órbitas. Ahora entiendo por qué Dios me ha odiado todo este tiempo.

  2. Te sigo ganando por goleada. A mí me echaba de sus iglesias una y otra vez y eso, en plena edad de los tocamientos que tanto le gustan.

  3. Bueno, es que yo no competía en esa liga. Simple y llanamente no iba a la iglesia. 🙂

    Una vez mi abuela paterna me llevó a misa y, a mitad, le pregunté que cuándo se acababa aquello tan aburrido. Tenía cinco años y mi abuela, supongo que abochornada, me mandó fuera a jugar mientras ella seguía escuchando aquella sarta de mentiras. Que yo recuerde fue la única vez que entré a una ceremonia religiosa. En bodas y funerales, siempre espero fuera.

  4. Me encanta el título, el origen de mi maldad. Yo también me pregunto a veces si seré mala, porque cada vez aguanto menos a la humanidad, qué pereza me da la gente y si es ya en el tema de la religión, ya es que no puedo. Lo único bueno que ha hecho la iglesia es pagarles a los artistas para que trabajen para ellos y nos ha quedado toda esa ingente cantidad de obras de arte. Por lo demás, nos ha dejado a todos ese maldito sentimiento de culpa judeo-cristiano, frase que escuché en una peli y que me encanta, porque es verdad.

  5. uno+cero, I don?t do weddings y en los funerales en España con iglesia me quedo en la calle, como tú y encima me doy el gusto de llegar tarde ya que lo único que cuenta es estrechar la mano. Por suerte en diez años solo he ido a un funeral, se tienen que alinear demasiadas variables para que cuaje.

  6. Coño Uno+Cero, no me imaginaba que de tan pequeño dieras esas contestaciones, vamos todos las pensábamos pero de ahí ha soltarlas, claro que en mi época (con esa edad Panchito aún vivía) por algo así igual te mandaban la Poli a casa.

    Sulaco, si quieres apostatar puedes, te lo ponen difícil lo de arrancar el trámite, pero se puede.

  7. Bueno, pues si no se puede por la ley de protección de datos, pues como antes, ir al arzobispado y solicitar el procedimiento de apostatía, es decir renegar de la fe cristiana, ese es el que yo decía en mi primer comentario que te ponen difícil lo de arrancarlo, pero si te empeñas lo consigues.

  8. Yo prefiero que lean lo que pienso de ellos y que he documentado a lo largo de los años y que me echen como su Dios manda, con ceremonia con pederastas echando incienso y conjurando sus demonios y similares. No sería el primero de la familia, sería el segundo. A una prima la echaron por enamorarse y casarse con un judío. Creo que le hicieron hasta el show completo pero no sé si se lo grabaron en vídeo y le mandaron la cinta, algo que molaría un montón.

  9. Seguro que fue una pasada pero en este caso, si ella lo quiere contar algún día le ofreceré este terreno pero lo dudo. Yo sí que me ofrezco al club de los tocadores para que me hagan el exorcismo y lo que haga falta y me larguen de su exclusiva organización. Lo único es que sustituyan el vino por la cerveza que a mí el Merlot no me gusta mucho.

  10. Acabo de leer tu artículo de no ir a las bodas y lo suscribo cien por cien, aunque he caído como una pardilla y tengo una boda de una compañera este fín de semana de la que no he podido zafarme y tengo un cabreo que no me tengo, aparte del dineral que te tienes que gastar en regalo, ropa (porque yo siempre visto en vaqueros), etc, te ponen en la mesa con gente con la que no tienes nada en común y que te importan un carajo. Qué coñazo. Estoy cabreada conmigo misma por no decir que no y mira que a las últimas bodas familares no he ido, con el consiguiente cabreo de la Paca, que es mi madre, que no lo entiende. Ya le he dicho, que sólo iré a las bodas de mis hermanos si se casan y de mis dos sobrinas, ni una más.

  11. A mí no me mandan ni las invitaciones porque saben que me la trae al fresco y que ni me molestaré en responder para rechazar la invitación. Todo el que me conoce sabe de esa aversión. Waiting se fue de gira conmigo y er Pisha a Oporto, Coruña y Santiago antes de sus bodorrios, o quizás entre ellos (los cuales terminará de contar allá por el 2018) porque tenía clarísimo que a los convites yo no iba ni de coña. Creo recordar que cuando se registró en el ayuntamiento (o eso que llaman boda civil) quedamos para cenar en el chino New King en Amsterdam un par de días más tarde y me parece que después de eso vimos al Pisha pero mi memoria es muy ligera y ya no estoy seguro.

    Mi amigo el Rubio, que ya entonces era mi mejor amigo, intentó de todas las maneras posibles convencerme para que acudiera a la suya. No solo lo intentó él. Su madre, su padre, los padres de la novia, los hermanos de ella, todo el mundo me llamó y me lo rogó una y otra vez. No fui.

    Tampoco pienso acudir a las fiestas de los divorcios cuando comiencen.

  12. Mejor así dejar que te echen, que no creo, les interesa tener un gran número de afiliados.

    Yo es mis años más rebeldes me fui al arzobispado por lo de la apostatía, pero como la cosa me iba a dar un trabajo y perder un montón de tiempo me pudo más la pereza y pasé.

    Lo de tu prima me parece raro y fuertísimo, salvo que ella misma pidiera que la echaran, es que hay mogollón de gente casada con otros de otras religiones, casados solo por lo civil y arrejuntados y no pasa nada.

  13. Fue en los tiempos del Una Grande Libre y en aquella época en la reserva espiritual de occidente estaban prohibidas las bodas con herejes. En esa misma época a otra prima sus padres eligieron un nombre ruso que estaba en el santoral y tuvieron que recorrer la mitad de las parroquias de las Palmas porque los presuntos pederastas de mierda se negaban a bautizarla aunque tienen santa con ese nombre porque la puta niña al parecer era comunista si recibía ese nombre.

    Conviene también recalcar que igual que ellos se niegan a dejarme ir, yo me niego a dejar de restregarles mi profundo desprecio por ellos y como la libertad es para hacer lo que nos sale de los mondongos, seguiré borrando sus comentarios y jamás podrán ver nada positivo escrito sobre ellos aquí. Cuando me echen y me devuelvan mi libertad de elegir credo yo dejaré de mentarlos.

  14. Ahora si que me cuadra más, aquellos eran otros tiempos.

    Con lo de los nombres creo que aún hay problemillas, y me parece perfecta tu reivindicación, como en toda relación cuando una de las partes quiere dejarlo lo mejor es dejarla ir.

  15. En Holanda ya no parece haber problemas con los nombres. No se bautiza a los niños y así se evita que los toque un puto pervertido que encima pretende tener su propia opinión sobre el nombre. Ni uno solo de mis amigos o conocidos ha bautizado a sus hijos y al menos esta generación no constará en los libros esos de los que no te puedes borrar.

  16. Esto de los nombres me hizo acordarme de mi hermana que tiene un nombre inventado por mi padre y un banco en argentina no le dejo abrir una cuenta porque no estaba en la lista de nombres permitidos. Suponemos una lista aprobada por la iglesia, aunque tampoco le dimos mucha importancia porque ya tiene otro banco que si acepto. Yo es que nunca le di importancia cuando hace años me dijiste que no ibas a bodas, me pareció algo normal y no me importo no invitarte me dio penita que te perdieras la tarjeta porque es la mas creativa que he visto en mi vida, pero lo demás me la suda, la verdad. Yo no me como el coco con tonterías. Cenamos juntos la noche después de mi boda civil y en cierta forma te fuiste con nosotros en lo que podríamos considerar la primera Luna de miel, un amigo me dice que el lleva contadas cuatro lunas de miel que el pisha y yo llevamos desde esa boda civil jejeje. Así que no iras a bodas pero muy pocos pueden hablar de haber ido a una Luna de miel sin haberse casado jajaja. Beshos.

  17. Por Dios, espero que esto no se convierta en otra retahíla de comentarios. Que sepan que el viaje a Oporto y Galicia estaba planificado antes de que Waiting fijara su boda por lo civil.

  18. Jajaja. Es verdad, es que no todos planifican una boda dos años antes. Nosotros lo hicimos dos días antes o algo así. Jejeje.

  19. Y que se sepa también que en todos los hoteles teníamos dos habitaciones y que la mía nunca estuvo a radio de escucha de la de Waiting y er Pisha. Y ya puestos, mejor que er Pisha no diga nada del sacramento ese, que no es tan eterno como nos hacen creer …

  20. Parece mentira que a pesar de la diferencia de edad y otras hierbas, tengamos tantas cosas en común. Hoy es uno de esos días que estoy de lo mas perro (vago) para escribir, y menos mal, porque este tema a mi me da para mucho.
    Salud

  21. Yo no tengo al niño bautizado, y pensé que me echaban de la familia. Despues de que un tío-cura del padre de la criatura dijera que era lógico y lo más coherente dada nuestra “empatía-católica” (y que respetaba nuestra opinión, y que no pasaba nada y bla bla bla, sorprendente eh?), empezaron a tragarlo. Aún ahora cuando alguien hace alguna ceremonia parecida, sueltan la picadita (el tío-cura no, ese es el más majo de todos), pero va a ser que no cuela.
    PD.- sulaco, y NO, no se si toca niños ni pienso preguntarle 😛

  22. A mi que sigan bautizando a los niños a día de hoy me parece de coña y un paripé como un piano. Sólo cree en ello una mínima parte, muchos padres no pisan una iglesia, al niño no lo van a educar en la fe católica ni en las creencias de la iglesia, pero como es la costumbre…

  23. Ahora que lo pienso, desde que tengo memoria no he ido a un bautizo. Seguramente estuve en el de mi hermana pero no me acuerdo.

  24. Pues es una suerte, cuando tienes bastantes conocidos de la misma edad, primero viene la avalancha de bodas y en los años sucesivos otra pero de bautizos.

  25. Tengo un montón de amigos que han tenido hijos. Ni uno solo de ellos los han bautizado pero entre mis amistades, lo de poner a tu hijo en las manos de un presunto pederasta no se estila demasiado. Como la presunción de culpabilidad se la damos por sentada y aún no se ha demostrado que su Dios sea tan bueno como ellos dicen si permite esas cosas entre sus soldados, la gente prefiere que sean sus hijos cuando cumplan la mayoría de edad los que decidan.

  26. Percibo que la onda cínico-trasgresora-humorista que estás retomando tiene mucho éxito entre los “parroquianos”……
    bravó¡¡

  27. ¿?xito? A alguno parece que se la subido la bilirrubina del disgusto tan grande. Ni yo sé por donde voy a salir pero lo que sí está claro es que a los que violaron mi libertad y forzaron a mis padres a bautizarme y me obligaron a tomar un trozo de pan de las manos de un presunto pederasta les voy a seguir dando hasta que me manden la notificación y me echen oficialmente de su exclusivo club.

Comentarios cerrados.