El pájaro verde

El pájaro verde

El pájaro verde, originally uploaded by sulaco_rm.

Hay gente sinverguënza y gente realmente sin vergüenza. De los primeros no merece la pena hablar porque ya sabemos de qué pata cojean pero el pájaro de hoy es definitivamente uno de los que nacieron sin la glándula de la vergüenza porque es la única forma de entender que se plante en una esquina de una calle vestido de esa guisa y se ponga a cantar desafinando lo que no está escrito y encima pretendiendo que la gente le de dinero.

El colega reinventó el espíritu holandés, con sus zuecos de madera y lo transplantó al país de los gnomos. Si la foto fuera en carnavales no habría nada extraño pero esta escena sucedió en pleno mes de Julio en Alkmaar, un viernes por la mañana en el que visité el lugar con mi amigo Kike.

El hombre le ponía empeño y definitivamente se puede decir que llamaba la atención y arrancaba sonrisas de todo el mundo pero no llegaba a tocar nuestras almas hasta el punto de aligerar nuestras carteras. Para eso hace falta algo más que un disfraz gracioso y su mediocridad jugaba en su contra.

7 opiniones en “El pájaro verde”

  1. Bueno, supongo que nuestra propia mediocridad siempre jugara en nuestra contra y por tanto estamos redundando.
    El problema no es la falta de vergüenza sino tener el sentido del ridículo atrofiado que parece ser lo mismo pero es distinto.
    Podría dar ejemplos para demostrar mi planteamiento diferenciador pero ahora mismo no se me ocurren y me aprietan mucho mis suecos lilas (sin hablar de mi saxofón dorado colgado de la ducha sin cortinas).
    Me gusta que la gente no le diera dinero a ese sujeto. Así, al igual que paso con la nueva serie de Ana Obregón, los encargados de la programación suprimirán su existencia.
    Salut

  2. Si al menos cantase medianamente bién, o una canción ratonera, de esas de coña subida, tipo chirigota, merecería la pasta.

    Pero por hacer el payaso es normal que se coma los mocos, que ya hay muchos en la vida diaria…

  3. Rufus y Pedrusko, en la misma ciudad te ves un montón de chiquillos tocando sus instrumentos musicales y la gente les da dinero porque lo hacen todo lo bien que pueden y se nota la concentración, el empeño y las ganas y total, unas monedas no hacen pobre a nadie. Pero lo de este colega era de escándalo. Que malo era el hijoputa.

    A propósito, ese día, viernes, entre los meses de Abril y Septiembre en Alkmaar hay un mercado del queso en la plaza de la ciudad qeu es una de las cosas más bonitas para ver en Holanda. Pesan el queso y lo subastan igual que se hacía hace cien, doscientos, trescientos años y la ceremonia es espectacular con los colegas vestidos como pamplonicas pero con diferentes colores (cada color es un sindicato) y llevando suecos de madera. Absolutamente recomendado para quien hace turismo en HOlanda durante el verano.

  4. sueco = zueco, no? otra palabra canariona para añadir al diccionario… y lo del mercado ese (que me pirra el queso) se ruega me lo recuerde a ser posible cuando se aproxime la fecha, que estamos en octubre y de aquí a abril hay muchos datos para procesar! y es que tiene una pinta estupenda para darse un rulillo…

  5. Kike, íbamos de vuelta hacia la estación y nos topamos con el colega antes de ver a la pareja disfrazada de siglo XIX sin ilusión y con amargura.

Comentarios cerrados.