El pasaporte

Mi memoria es muy caprichosa y se acuerda de lo que quiere y olvida otras cosas de las que yo sí que quiero hablar. Creo que en algún momento comenté que cuando estuve en Gran Canaria las pasadas navidades fui a renovar mi carné de identidad y de rebote me hicieron el pasaporte. Había pedido hora para este luctuoso suceso desde dos meses antes y la tenía para el veintiséis de diciembre a las nueve de la mañana, justo cuando comenzaban. Un par de días antes encontré un estudio fotográfico para hacerme la terrible foto en la que siempre consiguen que salgas mal y que te acompaña por demasiados años. Llegué antes de tiempo y había que informar a un señor que te asignaba un turno después de ver que estabas en la lista. Aún no entiendo para qué hay que pedir hora si después hay que pedir turno pero bueno, mi cerebro nunca se terminó de desarrollar y seguro que eso formaba parte de los módulos que me faltan. Pese a ser el primero de la lista me dieron el número cuatro y como había tertulia solo comenzaron a trabajar dos empleados y diez minutos más tarde arrancó el tercero. Cuando acabó uno de los otros dos me tocó mi turno. Me siento allí y le digo que quiero renovar mi carné de identidad porque caduca en menos de tres meses y que vivo en Quesolandia y le muestro un papel que me dieron en el consulado y que jura y perjura por el primer tampón usado por Mafalda que estoy inscrito allí y mi residencia es en ese otro país y antigua provincia del Emporio Españislavo. Le doy la foto, me toma las huellas en la nueva máquina esa que tienen y en la que en el cristal ya había una huella sobre la que puse mi dedo con lo que supongo que el resultado será un híbrido. Ella empieza a teclear que se vuelve loca, avanzar, retroceder y entonces me pregunta por el país en el que resido. Le respondo que los Países Bajos u Holanda si eres un poco inculto. Ella me dice que eso no está en el sistema y que se pone AMSTERDAM. Yo lo flipo pero no digo nada. Teclea, teclea, teclea, le da a enviar y ERROR, el sistema no lo permite. Al parecer es un programa muy complejo y avanzado y le borra todos los datos así que empieza de nuevo a escribir, lo llena todo confirmando conmigo el nombre de mi calle, el número, mi código postal, la ciudad y entonces decide que el error es en la ciudad y que para resolverla hay que poner ciudad:AMSTERDAM, país:AMSTERDAM. Yo, punto en boca y pellizcándome los cataplines para no llamarla inculta. Ni vivo en Amsterdam ni el país tiene ese nombre. Tras escribirlo todo de nuevo, el resultado fue: ERROR. Repitió todo por tercera vez y consiguió un nuevo ERROR y entonces preguntó a un colega que le confirmó que en ciudad ha de poner mi ciudad de residencia, en país ha de poner los Países Bajos y en el código postal ha de poner un número especial porque no vivo en España. Puso ese código postal, la ciudad y el país y por fin el sistema me aceptó. Mientras esto sucedía le comenté que en un par de meses regresaría para renovar el pasaporte ya que me caducaba en agosto y según la ley no se puede renovar hasta que queden menos de seis meses y entonces la mujer me dice que han cambiado la ley y que ahora se puede renovar desde que falte menos de un año para caducar y me ofreció hacerlo allí mismo. Acepté el dos por uno y la profesional me informó que solo debía pagar por el pasaporte ya que los cambios de domicilio con el carné de identidad lo convierten en gratis. Recortó la portada de mi pasaporte pero me lo devolvió, algo que agradecí enormemente ya que por un momento temí que se lo quedaría sin darme oportunidad a scanear las diferentes páginas con mis viajes (con visado) de los últimos años. Hoy recorremos una década de viajes fuera de la Unión Europea ya que cuando te mueves por casa no te ponen estampita.

La primera página con información relevante tiene mi registro como españislavo en los Países Bajos.

Muchos emigrantes no se molestan en apuntarse en el consulado español del país en el que residen y seguramente no saben que al no hacerlo, una vez has superado los primeros seis meses de estancia en ese país, pierdes la protección y tutela del gobierno español. Registrarte en el consulado es algo engorroso y molesto porque has de ir durante la semana pero también es muy útil. Pondré un ejemplo práctico. Un primo mío que vivía en Miami (o Mallami como dicen mis amigas orcas-pijas) durante tres años se mató allí mismo. El consulado no ayudó a sus padres en absoluto por no haberse registrado. Si lo hubiera hecho la cosa habría sido totalmente diferente. Así que si eres emigrante, ¡Allá tú! En la página contigua tenemos los visados de entrada y salida de Omán y Qatar.

Sudáfrica, Estados Unidos y Malasia

, originally uploaded by sulaco_rm.

En la siguiente página tenemos en la izquierda la visa de entrada a Sudáfrica y los sellos de entrada y salida y en la página de la derecha la visa de entrada a los Estados Unidos en el 2008 y las visitas a Malasia en el 2009 y el 2010.

Saltamos a Tailandia, país en el que entré y salí dos veces ya que me sirvió de trampolín para la visita a Myanmar (el país anteriormente conocido como Birmania) y en la misma página tenemos el visado de entrada a los Estados Unidos del 2004, el año que fui por Nueva Orleans y Washington DC. En la otra página tenemos el visado de mi visita a Turquía en el 2009.

Turquía y Camboya

Turquía y Camboya, originally uploaded by sulaco_rm.

En esta página tenemos el visado de entrada a Turquía en el 2010 (y creo que ese año estuve en dos ocasiones con lo que igual aparece algún otro) y en la otra página el espectacular visado de entrada a Camboya con una pegatina enorme que me costó sus buenos leuros. Recuerdo que para prepararla tenían un montón de escribas.

En la siguiente página tenemos a la izquierda los visados de entrada y salida en Camboya y a la derecha tenemos mi registro como extranjero en el Immigratie- en Naturalisatiedienst que como todos sabemos es el Servicio de Inmigración y Naturalización holandés. Esta paginita es muy importante porque por un lado me identifica como inmigrante legal en esta tierra y por otra, si te vas a comprar una keli o similares, te ahorra muchas gestiones. Inicialmente tenía una especie de carné de identidad pero al caducar en lugar de renovarlo me pusieron esta pegatina.

Hong Kong, Macao y Estados Unidos

Hong Kong, Macao y Estados Unidos, originally uploaded by sulaco_rm.

Volvemos a Asia y tenemos dos entradas y salidas a Hong Kong y una entrada y salida de Macao, ambas formando parte de mi viaje a Asia de aquel año. También tenemos un nuevo visado de salida de los Estados Unidos, este en el año 2006 en diciembre.

Myanmar y Malasia

Myanmar y Malasia, originally uploaded by sulaco_rm.

Aquí tenemos otra visa de entrada y salida en Malasia y la visa de Myanmar, sin lugar a dudas la más currada para conseguir ya que tuve que hacerlo a través de un agente local y recogerla en el aeropuerto después de alguna experiencia mística. Lo mejor de ese día fue sin duda cuando me senté en un rincón con mi contacto en el país, saqué los dólares y comenzamos a arreglar cuentas mientras las maletas estaban saliendo. Todo era como en una película mafiosa pero por suerte con final feliz.

Vietnam

Vietnam, originally uploaded by sulaco_rm.

Una de las más recientes visas en este pasaporte es la de Vietnam. La tuve que pedir por Internet, pagar usando la ayuda de mi amigo el Rubio a través de Paipal (porque yo no tengo relación con esa mierda de empresa) y recogerla en el aeropuerto enseñando una fotocopia de una lista en la que aparecía mi nombre.

Turquía

Turquía, originally uploaded by sulaco_rm.

A los turcos les mola poner sus visas por el final del pasaporte y por eso las tres últimas páginas las copan ellos y hay un salto entre las páginas 21 y 28 que eran las que me quedaban aún limpias. En esta página tenemos las visitas a Turquía del 2011 y del 2012. A quince leuros el sellito, me he gastado una pasta en entrar y salir de Turquía ya que solo dura medio año y mi frecuencia de visita es un poco más relajada.

Turquía y punto final

Turquía y punto final, originally uploaded by sulaco_rm.

En las últimas páginas tenemos el visado de entrada y salida a Turquía en mi segunda visita del 2010 y un sellito que pone el gobierno español para chafarte la última página. El único año que estuve dos veces en Turquía pasaron más de seis meses entre las visitas y me tuve que dejar treinta leuros.

Todas estas páginas son como un pequeño y curioso álbum de fotos de los nueve años y pico que pasó el pasaporte conmigo. Indicar que he alterado las páginas para borrar el número del pasaporte y también he suprimido cualquier información personal que aparecía en los distintos visados. Aunque tengo un nuevo pasaporte, no estoy muy seguro de si lo llegarán a estampar porque (y esto es un pequeño secreto), el otro día me llegó una carta de un chamo que trabaja para SuMajes en la que me informaban que en algún momento de las próximas doce semanas (que ya son once) me llegará la invitación para que pase a ser CabezaQueso y renuncia a mis orígenes Españislavos. Ya estoy mirando los distintos tintes para el pelo porque claro, me tendré que teñir de rubio para integrarme mejor entre los ciudadanos del país pero ese será otro relato …

8 respuesta a “El pasaporte”

  1. Tienes mas sellos que una oficina de correos!
    Supongo que para la ceremonia de CabezaQueso, tendrás que llevar un queso debajo del sobaco, tendrás que preguntar si tiene que ser de bola o de otro formato…jajaja
    A mi nunca me hicieron renunciar a mi nacionalidad, menos mal porque ahora la única vigente es la mía, la verdadera, la grande en el imperio hacia dios…jajaja
    Sin embargo a mis hijas y hermanos, los belgas, tuvieron que elegir a la mayoría de edad y curiosamente todo dios ha elegido la que tu tanto desprecias…jajaja
    Salud CabezaQueso…jajaja

  2. Genín, sea el queso que sea, Gouda o Edam, nunca Manchego. Lo bueno que tiene la nacionalidad españislava es que no se pierde, te la vuelven a dar si se te antoja así que agarro la nueva y la otra pasa a ser la de reserva.

  3. Me dan mucha pena estas cosas. Soy de las personas que siempre han soñado (y sigo haciéndolo) con un mundo sin fronteras.
    Pero bueno??al menos tienes un bonito álbum de sellos. Jajaja??.

  4. Yo voy ahora a Españistán y me toca ir a renovarle el pasaporte a mi hijo… temblando me hallo ya, seguro que me toca una taruga como la tuya.
    Nota anecdótico-cultureta: hace poquito que me enteré de que los bichos que salen en el pasaporte de Españistán son todo animales migratorios (y se incluye el mapita de sus viajes), me pareció un detalle bonito.

  5. Inés, por el pasaporte sí que te cobran. El pasaporte se puede hacer en el consulado, en Amsterdam. El carné de identidad no.

  6. Lo sé, lo sé, ya tengo la hoja del consulado y todo, me he confundido porque quería decir el DNI. Como iba para allá aprovecho, pero dependiendo de cuántas neuronas le queden a la de la ofi para renovar, tardaré más o menos tiempo.

  7. Bueno, ya sabes que el truco está en el código postal. Si es un residente fuera de España, han de poner un número especial y no el de tu dirección en Holanda. Todo lo demás lo ponen de la manera correcta.

Comentarios cerrados.