El pelos

El pelos
Esta semana que acaba de terminar se ha conocido oficialmente. Se han cumplido los tres meses desde la última vez que me cortaron el pelo y mi álter ego “El Pelos” ha tomado posesión de los restos de mi cuerpo. Desde ahora y hasta el veinticuatro de diciembre por la mañana, día en que está planificado mi próximo corte de pelo, seré conocido por estas tierras como “El Pelos“.

En el fotomontaje adecuadamente distorsinado, se pueden ver diferentes posibilidades que se encuentran al alcance de mi capacidad capilar. Por pereza no puse ninguna con gomina, pero mañana por ejemplo pienso homenajear a Mario Conde-nado y repeinarme con la raya todo pa’ trás y engominado. Esta semana que culmina hoy ya he experimentado con diferentes estilos, ante el escarnio y el bochorno de mis sufridos compañeros de clase y de trabajo.

Sin embargo, todos saben que desde que emigré a los Países Bajos hice una promesa que aún no he roto. SIEMPRE que he de cortarme el pelo, lo hago en mi peluquero de toda la vida, en la Isleta, en la peluquería Antonio, situada en la calle Ferreras 16. En estos cuatro años y medio, he vuelto siempre allí para cortarme el pelo. Por eso vuelvo a casa al menos cinco veces cada año.

La peor época es siempre esta, porque después de Septiembre no suelo pisar suelo canario hasta las navidades y ese último pelado ha de durar lo indurable. Antonio hace lo imposible, pero a finales de Noviembre o principios de Diciembre la cosa está totalmente fuera de control. Así que los próximos 19 días tendré que vestirme de faralaes y sacar el gitano que todos llevamos dentro y sonreir. El payo “el pelos” anda suelto …

6 opiniones en “El pelos”

  1. Qué miedo este post. Estoy en la misma situaciòn capilar -las tres fotos son las tres variantes que uso también (gomina no uso nunca) en estos dìas. Yo espero cortarme el pelo el 18 o el 19 de diciembre también en otro paìs (ni Espana ni Holanda). Llamadme “El pelucas”.

  2. Hombre, Pelucas – Tipo-a, cuanto tiempo sin comentar. Ya pensé que te había perdido como comentarista ;-). Me alegra que sufras el mismo problema 🙂 aunque me preocupa que no lo soluciones en España. Todos los peluqueros españoles son unos santos con manos bendecidas por Dios.

  3. Las peluqueras que no falten, yo principalmente voy a la de al lado de mi casa, que además de la cercanía tiene unas buenas…manos. Decir uso gomina de vez en cuando, me rapo los lados de la cabeza y la parte de atras la estoy dejando que crezca a su aire, por ahora todavia esta cortillo. De momento va bien la cosa.

  4. El pelo me lo corta mi novia que, para mi sorpresa, lo hace muy bien. Ella no sabe hasta qué punto esto mantiene viva nuestra relaciòn.

  5. Por Dios, tipo-a, lo único más peligroso que un peluquero holandés es una novia con el don de la peluquería. ¿Tú no has visto esas películas de terror en las que la novia te degüella?

  6. Tú ten en cuenta que, si te cortar mucho el pelo ahora, vas a pasar mucho frío en la azotea, así que es mejor que lo dejes para más luego

Comentarios cerrados.