El rascacielos – Skyscraper

SkyscraperDwayne Johnson es supuestamente el actor más popular del universo conocido en la actualidad y el chamo está exprimiendo esto para sacarse la guita con la que mantendrá sus vicios cuando se jubile y nos tortura con película tras película y al menos este año, parece que no tiene reparo alguno en que sea una retahíla de basuras cinematográficas. La última de ellas se titula Skyscraper y se estrenó en España hace cerca de un mes, como por aquí, aunque yo tardé en ir a verla porque me negué a pagar por la tercera y nefasta dimensión. En España, el título es
El rascacielos.

Un julay se rebota todo cuando le tocan su chochona

Un tiparraco con pinta de armario de tienda sueca está evaluando la seguridad de un rascacielos cuando una chusma y gentuza truscolana de la peor, ataca el edificio para algo que no nos queda claro. Casualmente su hembra y sus hijos estaban dentro y el tipo se coge un berrinche que no veas y rompe todas las leyes de la física, además de pasárselas por el orto y el solito se carga a todos los malos con muchísima ilusión y aún más fantasía. O algo así.

Está claro que hoy en día, hasta un retrasado profundo puede ser guionista porque si no no se explica lo de esta historia. La idea general es que querían mucho fuego, efectos especiales y al cachas repartiendo mandoblazos y saltando de pé a pá. Además y para incrementar la dificultad y la cantidad de efectos especiales, querían que el chamo tenga una pierna postiza que igual le sirve para remover las pócimas que hace como para pegar a otros, bloquear puertas y en ocasiones, hasta para caminar. Le pusieron una de esas esposas que cada vez que abren la boca la cagan y que están pidiendo a grito que se la embuchen con un cipote y dos niños acarajotados y con ellos y un montón de chinos, ya tenemos historia.

Esto es un desaguisado. No tiene ni pies ni cabeza. Es estúpida pero a un nivel ofensivo. Todas las escenas parecen pensadas para que se luzca The Rock, el pedazo de cacho de carne ese. Lo vemos saltar, luchar contra el fuego, ser más inteligente que un super-computador, matar y rematar y hasta poco menos que mandar a su mujer y su hijo a una muerte segura, sin que le importe lo más mínimo. En ningún momento se tiene constancia que haya un actor en la película, es solo gente que cobra por no hacer nada. la historia no tiene lagunas, tiene agujeros negros por los que se escapa todo, la cantidad de volatadas es tal que no la puedes pasar por alto. La traca final comienza mal y acaba peor, es patética y como la hembra sale del edificio, se olvida del hijo que tanto protegía y así, del clítoris, ella sola lo arregla casi todo. La película también confirma que los asiáticos son mayormente estúpidos, ya que no hay uno solo que muestre la inteligencia que se espera de una persona. Esto es estupidez en grado superlativo, con ruidos estruendosos y efectos especiales vulgares tirando a malos.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y aunque se supone que la hicieron para los tuyos, probablemente hasta te canses con tanta volatada. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, tú si que tienes claro que esto es una mierda.

02/10

Una respuesta a “El rascacielos – Skyscraper”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.