El regreso de Ben – Ben is Back

Cuanto más famoso es el protagonista, más promoción le dan a las películas, o eso pensaba yo hasta que apareció en la cartelera la de hoy y puedo confirmar y confirmo que yo no he visto el trailer de esta película en ninguna de las doscientas cuarenta y pico ocasiones en que fui al cine el año pasado y por si hay alguna duda, en todas y cada una de ellas entré en la sala antes del inicio o cuando aún están poniendo la publicidad, que aquí en Holanda consta de dos bloques, uno primero cutrísimo de publicidad de comercios locales o sea, cercanos al cine, con anuncios de restaurantes que parecen hechos por la hija tonta medio rumano-gitana del deshonorable presidente de truscoluña y después de eso vienen los anuncios de verdad. En fin, que la película se titula Ben Is Back y parece ser que esta llegó primero a España y estuvo por allí en la cartelera en diciembre con el título de El regreso de Ben.

Un julay jacoso vuelve a casa a amargarle la Navidad a la familia y monta un pitote

Una chama ya talludita se prepara para celebrar la Navidad con sus tres hijos, de los que dos son como negros, lo cual debería preocupar muchísimo al marido por el cambio brusco de color hasta que descubrimos que está eso que en la isleta se dice deseparada o quizás divorciada y se ha vuelto a casar con uno que produce los niños en tonalidades más obscuras. De repente en la puerta de su keli hay un chamo joven que resulta ser el hijo jacoso de la pava, que estaba en un centro de rehabilitación y que al parecer, en sus primeras dos décadas ha conseguido hacer un desaguisado en la familia y en el poblacho. A partir de ahí viviremos unas quince horas muy intensas en las que pasará de todo, con el hijo intentando volver a chutarse, los amigos que roban la casa y secuestran al perro y la madre tratando de salvar a su hijo a cualquier precio y viendo como todo se desmorona.

Esto es un drama. Hay un par de brochazos aquí y allí al principio para poner algo de alegría pero todos sabemos que lo que está por venir es duro y así sucede. Julia Roberts está fabulosa y nos recuerda que es una de las mejores actrices de su generación. Su presencia domina sin dificultad la pantalla incluso en el tramo en el que la historia pierde ritmo con ella y el hijo tratando de encontrar el perro raptado y sin que suceda mucho más en pantalla. Hablando del hijo, Lucas Hedges está entrando en mi lista de actores de nueva generación favoritos porque ya tiene un rastro de películas fantásticas y además, en lugar de tirar por las lycras y el mariconeo bruto, ha elegido el caminito de la calidad y el cine menos comercial. Sus escenas con Julia Roberts y con sus hermanos son fantásticas. En el tramo final, ya entre jacoso, cuando montan un paripé para devolverle el perro secuestrado, en esa parte la película es sencillamente aburrida y el chaval no puede hacer nada para salvarla. Aún así y pese al bache, la película consigue acabar con un buen recuerdo.

Definitivamente no es cine para los miembros del Clan de los Orcos, que harán bien en mantenerse alejados de los cines. Es más bien algo que quizás pueda atraer a algunos sub-intelectuales con GafaPasta.

Una respuesta a “El regreso de Ben – Ben is Back”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.