El resplandor – The Shining

The ShiningYo de toda la vida he sido fans de Stephen King y probablemente me he leído toda su obra salvo el último que está ya en la cola de mi lista de audiobooks. Justo esta semana terminé de revisitar los ocho tomos de la Torre Oscura que es la obra maestra que devolvió al género de la fantasía la dignidad que le arrebató el comemielda del Tolkien con sus bazofias de libros para descerebrados y reprimidos. La semana pasada y para celebrar la fiesta esa gringa de Halloween, regresó al cine para una sola sesión un clásico que yo al ser un infante jamás pude ver en un cine, solo en la tele y en vídeo. Es como una encrucijada de estrellas y estrellones ya que es una obra basada en un clásico de Stephen King, dirigida por un director legendario y con un actor épico. Se trata de The Shining, película que en España se estrenó con el título de El resplandor.

Un julay se pasa un invierno en un hotel en las montañas y se chifla todo por culpa de la TV3 y los cutre-mierdas truscolanes que jamás fueron nación, pero que son cagones que no veas

Un chamo consigue un trabajo de vigilante de un hotel en las montañas para el invierno y pasará allí varios meses con su mujer e hijo y aprovechará para escribir un libro. La cosa empieza bien pero pronto comienzan a suceder cosas chungas en el hotel, tanto con el niño como con el padre, que se chifla y alcoholiza que no veas y como que se empeña en acabar con su familia. En medio de una tormenta brutal de invierno, la cosa se mondrá muy pero que muy mal.

Esto fue, es y será un clásico. Es una película de terror dirigida magistralmente por Stanley Kubrick y en la que Jack Nicholson hace una de sus mejores interpretaciones como el chamo que se transforma en un chiflado que no veas y persigue a su mujer e hijo para matarlos. La película nos lleva desde un inicio tranquilo hacia un final brutal aumentando poco a poco la tensión, permitiendo que conozcamos a los pocos personajes que tenemos en pantalla y que nos encariñemos con ellos. Shelley Duvall es irreemplazable como la esposa y madre que está en un sitio aislado con un chiflado asesino y que lo único que puede hacer es llorar y que los ojos se le salgan de las órbitas. Una de las ventajas de la versión original es que no tiene la voz que le pusieron en la española, que podía reventar vasos. Su escena con el bate de beisbol tiene el récord del universo a la escena que más tomas ha necesitado en la historia del cine, ya que la tuvieron que repetir ciento veintisiete veces. La película es brutal, quizás no tanto como el libro pero es una adaptación cinematográfica excelente y que nos permite ver que ambos medios son distintos y partiendo del mismo material, el resultado no tiene por qué ser igual. Esto es un clásico.

Seguro que hasta los miembros del Clan de los Orcos la han visto alguna vez por la tele y doy por descontado que todos y cada uno de los sub-intelectuales con GafaPasta la han visto una o varias veces.

peliculon

2 opiniones en “El resplandor – The Shining”

  1. ¡Totalmente de acuerdo!
    A lo mejor puedes considerar en poner una calificación suprema por encima de peliculón: OBRA MAESTRA
    Salud

  2. Esta peli contiene el único plano que me sigue acojonando desde la infancia y me pone el cuerpo malo solo con estar hablando de él. Las PUTAS NIÑAS delante de la puerta del ascensor. Trauma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *