El río entra en la caverna

El río entra en la caverna

Ayer veíamos de lejos una de las sorpresas del paseo en barca por el río Ngo Dong y hoy estamos justo en el lugar en el que comienza la caverna por la que el río pasa por debajo de una de las construcciones cársticas. Esta era la mayor de las tres que vimos, con unos ciento cincuenta metros, diez arriba o veinte abajo. El lugar tiene bastante tráfico de barcas, como se puede ver y por lo que recuerdo, aunque no había cienes y cienes, sí que se podía ver algún murciélago. Prestando muchísima atención se puede ver que la primera barca de la izquierda la lleva un hombre con un paraguas verde y que rema con las patas, estando despatarrado en su barca. En otra foto veremos a un fotógrafo que trabajaba con su barquita y usaba sus extremidades inferiores de la misma manera.

Una respuesta a “El río entra en la caverna”

  1. Podían encender la luz, coño, aunque seguro que van por la noche con antorchas, seria muy bonito, claro que los murciélagos se cagarian en todo lo que se mueve…jajaja 🙂
    Salud

Comentarios cerrados.