El stamppot del Rubio

Stamppot del Rubio

El stamppot del Rubio, originally uploaded by sulaco_rm.

Creo que la primera vez que mi amigo el Rubio me invitó a su casa a cenar aluciné en colores. Salimos juntos del trabajo y cuando llegó se puso a preparar algo que una vez terminado no tenía una pinta para nada apetecible. Su esposa (novia en aquella época) me tranquilizó y me convenció para que lo probara y desde entonces, este stamppot se ha convertido en una de mis recetas favoritas, una de la que nunca me canso. Sigo yendo por su casa una vez por semana más o menos y cuando me preguntan si tengo alguna preferencia, yo sugiero el stamppot del Rubio, que es como lo han bautizado, aunque por los mismos motivos que nunca uso los nombres de mis amigos en este lugar no sabréis el nombre secreto de la receta. Los stamppot son muy típicos en Holanda y cada maestrillo tiene su librillo. Ya hemos visto la receta del Stamppot Boerenkool y el de hoy es aún más fácil de preparar y queda genial como plato único o acompañando un buen filete de carne.

Los ingredientes: 1 zanahoria, 3 huevos, 1 cebolla (o cebolletas), 1 puerro, algo más de medio kilo de papas, 400 gramos de carne picada, leche, sal, pimienta y nuez moscada.

La implementación: Se hierven los huevos. Mientras, en otro caldero se ponen las papas y las zanahorias peladas junto con sal y se hierven durante unos veinte minutos. En paralelo a estas dos actividades, se fríe en un sartén la carne picada y cuando está hecha se escurre la grasa. Se añade la cebolla y el puerro picadito y se cocinan hasta que la cebolla esté blanda (pero no demasiado). Una vez estén hechas las papas y los huevos, se aplastan las papas y la zanahoria para hacer un puré de papas. Yo uso la herramienta que podéis ver en la foto pero con un tenedor basta. Se añade la fritura de carne y cebollas, los huevos picados y se sigue mezclando. Se salpimienta y se pone un poco de leche (algo caliente) para hacerlo más líquido ya que no conviene que esté muy seco. Para terminar, se pone nuez moscada, se termina de mezclar y se sirve.

Personalmente lo acompaño con mostaza dulce alemana y cuando termino de comer me quedo que no puedo ni moverme de la silla. Un plato simple de preparar y muy sabroso y nutritivo.

La foto que ilustraba esta anotación originalmente era la siguiente:

El stamppot del Rubio

El stamppot del Rubio, originally uploaded by sulaco_rm.

Si quieres ver otras recetas que he cocinado puedes ir al índice de Mi pequeño libro de recetas de cocina y allí tienes la lista completa

Technorati Tags:

11 opiniones en “El stamppot del Rubio”

  1. Es el sabor del invierno holandés. Y con mostaza, uhmmm! Eso sí, no me extra?na uqe no te puedas mover después. Feliz fin de semana a todos.

  2. oria, de tres a cuatro personas.
    ale, a este tipo de comida le pasa como a muchos platos españoles que no se encuentran en los restaurantes porque no creen que den la talla. Es una lástima

  3. ¡Qué receta!: a mí me parece que esto es para hacerlo a escondidas, sin que se entere nadie. Francamente, no se me ocurre ningún plato típico español con un aspecto tan sospechoso (salvo las asquerosas migas). Todo ello dicho sin ningún ánimo de molestar, como siempre.
    Saludos!

  4. Betreten, una ensaladilla rusa, si le haces una foto de cerca, tiene el mismo aspecto o incluso peor y no por eso la gente las deja de comer. Esto no son más que papas aplastadas con verduras, carne y huevos. Toda una delicia.

  5. yo pensé en la ensaladilla nada más ver la foto, es cierto que la recuerda, si. Y está de muel-te.

  6. ¡Según qué ensaladilla! Pero digamos que en todo caso, la mayonesa le saca alguna ventaja en cuanto a aspecto a la mezcla de patata aplastada con trozos de carne picada (¡ese color marrón!). Antes dije que sólo se me ocurrían las migas como plato nacional con mal aspecto; espera, me estoy acordando ahora de las “patatas revolconas”, que quizá tuviste ocasión de ¿disfrutar? en tu periplo abulense-salmantino… Quizá sea que nos metrosexualizamos a marchas forzadas y que queremos que lo que nos vayamos a comer no sólo esté bueno, sino que apetezca comerlo sólo con verlo.

  7. Yo veo un plato de callos y me provoco y ni te cuento con el potaje de berros, solo de pensar en esas cosas flotando ahí se me pone el vello de punta. Y bueno, en la comida asiática hay suficientes platos de comida que pueden provocar mi desbandada. Este al fin y al cabo tiene el mismo aspecto que muchísimas de las ensaladas de papas que hay por el centro de Europa, solo que se come caliente.

Comentarios cerrados.