En bici dentro del aeropuerto de Eindhoven

Hoy tenemos un documento único y espeluznante que por supuesto, solo se podía presentar en la mejor bitácora sin premios en castellano. Siempre que me tropezaba con este suceso lo quería inmortalizar pero como te pilla corriendo sin dignidad hacia el avión por la pista del aeropuerto para agarrar sitio, no me paro a hacerlo. En este caso, el pequeño vídeo que precede el texto lo hice al aterrizar el viernes pasado en el aeropuerto de Eindhoven y bajarme del avión. Es una pena que no se vean aviones de fondo pero bueno, la próxima vez seguro que tengo más suerte. En Holanda, el uso de alternativas verdes es muy importante y las famosas CULO-coche españolas, esas que si pudiesen, harían la compra en el supermercado sentadas en uno, no se ven con frecuencia. Dentro del aeropuerto de Eindhovcen y también en el de Schiphol, la gente se desplaza en bicicleta, los ves ir de un lado a otro con estos vehículos que únicamente usan la fuerza generada por los ciclistas. El vídeo es pequeñito, apenas cuatro segundos, pero muestra que si se quiere, se puede ser más verde.

7 opiniones en “En bici dentro del aeropuerto de Eindhoven”

  1. Ya pero solo para currantes empleados del aeropuerto, si fuera libre para todos seria una anarquía del copón sin bendecir 🙂
    Salud

  2. Genín, en el aeropuerto de Gran Canaria, para moverse de una puerta con avión a otra, usan coches, con la consiguiente contaminación. En Schiphol, en las carreteras interiores del aeropuerto, hay un tráfico constante de bicicletas, tanto en verano como en invierno.

  3. Como echaba de menos este tipo de piropos… “CULO-coche españolas”…. cuanto amor en el aire!!!
    (sigo pensando que ya vería yo si usaban tanto la bici aquí donde el terreno es de verdad y no una explanada artificial)

  4. No creo que ni el ñapas del Kalatrabas diseñe un aeropuerto en una colina. Es el tipo de instalación que requiere de una superficie plana de verdad.

  5. No me refería al aeropuerto, era al uso casi total de la bici para todas partes. Aquí usamos más el coche, eso es algo obvio, pero me gustaría ver a las super-deportistas-ciclistas- holandesas usando la bici el mismo tiempo que la usan ahí, pero aquí. Se me ha entendido ahora?
    Si ahí tuvieseis terreno de verdad, donde conseguir un plano de un km. cuadrado ya es un milagro, ya te digo yo que también usarían más los vehículos a motor.

  6. En Alemania, en ciudades con subidas y bajadas no parece afectar a la gente. También en Estocolmo la gente las usaba por todos lados. Ahora hay un concepto nuevo, las bicicletas eléctricas y ese pequeño motor que no funciona a menos que pedalees te ayuda en las cuestas. También, el hecho que las puedas entrar en el transporte público (trenes y metros) hace que te plantees usarla más.

    Una de mis amigas en Gran Canaria considera IN CON CE BI BLE que yo camine quince minutos hasta la autovía para esperar las guaguas que me llevan a las Palmas. Para ella, los dos kilómetros son una distancia insalvable andando, al parecer. Si a eso le sumas que cuando llego a las Palmas camino un kilómetro y medio hasta su casa desde la estación de guaguas, ella me ve como un extraterrestre y no concibe que pueda vivir sin coche.

  7. Hay gente para todo, en contrapunto a tu amiga te diré que yo bajo y subo (es una cuesta del copón, y eso que atajo por un parque donde hay, y las he contado y sufrido, 74 escaleras) andando al trabajo, que son 15 min. de cada viaje (hasta el lunes, 4 viajes/día), y no tendría mérito alguno, si no fuera porque vivo en GALICIA, donde llueve dos días y medio de cada tres, y te aseguro que hay días que llego al trabajo y tengo que cambiarme de ropa y ponerla a secar mientras curro. No se me ocurre sacar el coche por ese recorrido. Lo dicho, hay de todo.

Comentarios cerrados.