En el infierno

Esta semana se cumple un mes desde que yo me lamentaba en Dios mío, esto es un infierno y esto no se acaba, estamos en un ciclo infinito de descenso a las mismísimas calderas en las que se consumen todos los pecados del universo.

Esto es un INFIERNO

El calor eterno no se acaba y esta semana por fin vamos a llegar a la temida OLA DE CALÓ, que aquí requiere de tres días sobre los veintinco grados, que más bien son semanas y al menos dos días por encima de los treinta, que son los que nos faltan y que parece que para el miércoles ya los habremos conseguido. La cosa empeorará y para el viernes es posible que se añada la NOCHE TROPICAL y cal y cal, que son noches con la mínima por encima de los veinte grados y con eso, ya se declara oficialmente inaugurada la temporada altísima de muertes de viejos, que con esta caló tan dañina y sus casas de hormigón mueren a puñados.

Bienvenidos al INFIERNO HOLANDÉS

Cuando miramos hacia el futuro más lejano, que para nosotros es el cinco de agosto, el infierno continúa y el agua que indican en las gráficas desaparece cuando llega el día en el que la habían anunciado y hace semanas que dejamos de ver la lluvia o la llovizna. Esto es LA SEQUÍA, con campos de hierba amarillos y las pobres vacas pasándolas putas porque para conseguir la certificación WEIDEMELK, la vaca tiene que estar doce horas pastando al aire libre y como no las saquen de madrugada, los putos bichos están expuestos a un sol horrendo, como los seres humanos, que yo salgo de mi casa para ir a trabajar y re-encontrarme con el maravilloso aire acondicionado de la oficina a las seis y media de la mañana y hoy en la calle a esa hora ya teníamos dieciocho grados y un montón de gente haciendo deporte, ya que no hay Cristo que corra a las siete de la tarde.

Alerta amarilla por la CALÓ

Cuando se trata de las alertas, el KNMI, que es el instituto de meteorología holandés, solo da información para las siguientes cuarenta y ocho horas y así nos dicen que va a haber una caló malsana en los próximos dos días y después, cada día extienden la duración y así seguimos, cada vez más cerca del infierno.

Holanda en Alerta amarilla

Y aquí estamos, en alerta AMARILLA por la caló y me pregunto cual será la roja, porque con la amarilla esto es insoportable. Con esta caló, se te quitan hasta las ganas de escribir.

4 opiniones en “En el infierno”

  1. Que el norte tenga mejores temperaturas que el súper sur es cuando menos extraño.

    Porque aquí en el sur del sur de Europa el verano no acaba de arrancar.

  2. Vas a tener que pensar en comprarte un Inverter, te sirve, como sabes, para frio y calor, yo lo aprovecho todo el año, es calidad de vida chaval… 🙂
    Una cosa mala que tendréis supongo, es mucha humedad, eso hace el calor insoportable, claro que si encima os llega la calima del Sahara, ya es para bordarlo, espero que no, el Inverter también te quita la humedad, y no son caros, para tenerlo yo… 🙂
    Aquí hace un tiempo mas bien fresco, con unas mínimas bajas, las altas de 30º no pasan, y eso para aquí, es fresco, relativamente hablando, claro, pero es increíble como cambian de un dia para otro.
    Salud

  3. Genín, hace tanto tiempo que dejó de llover que ni hay una humedad excesiva. Estamos alrededor del 50 por ciento, cuando aquí lo normal en verano es el 80 por ciento o más y temporada de lluvias sin parar. Hay árboles y plantas que han activado su mecanismo para pasar el invierno, han soltado las hojas y están esperando tiempos mejores.

  4. Y luego hay rubios presidentes, tontos del culo, que mandan en el Norte de América que dicen que el cambio climático no existe, que son tonterías de unos cuantos alucinados… 🙁
    Salud

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.