En la mente del asesino – Alex Cross

En la mente del asesino - Alex CrossYa he comentado un montón de veces que yo no voy a ver una película policíaca a menos que me interese alguno de los protagonistas o no haya otra forma de cuadrar una sesión en el cine y este último caso es el que me llevó a la película de la que quiero hablar hoy, ya que si me planteé ir al cine a verla fue porque me permitía ver dos películas ese día sin tener que esperar prácticamente nada entre ambas. Aún así, IMDb ya me avisaba que se trataba de algo más bien vulgar y mis expectativas eran bajísimas tirando a nulas. La película se llama Alex Cross y en España se estrenó a mediados de noviembre como En la mente del asesino y no dejo de preguntarme quién coño selecciona las películas ya que se arriesgan con vehículos patéticos como este y no se molestan con auténticas obras maestras. En fin, si a eso le añades la bufonada de la traducción del título al español, ya tenemos el día hecho.

Un julay tonto del culo ha de capturar a un asesino en serie de la mala

Un detective de policía que debe ser mongólico o al menos tener una minusvalía cerebral aguda investiga con una pareja de fornicadores una serie de crímenes de criminales. El muy gilipollas, en vez de dejar que alguien mate a los malos, se mete de por medio y al parecer va y resulta que es una especie de aseino en serie que disfruta produciendo dolor. Cuando el malo se cabrea, se monta el Sanbenito.

Lo más relevante de esta película es que te garantizan la sobadita porque allí se quedó dormido hasta el apuntador. La historia me recordó a los episodios esos de series interminables en las que un equipo de policías o de forenses o del coño de su puta madre resuelven un crimen porque se dan cuenta que las agujas del relój llevan un milímetro de adelanto y eso quiere decir que el día del luctuoso suceso llovió en Sevilla y la lluvia no fue pura maravilla como estaban acostumbrados por allí. Si no has entendido nada entonces has captado la esencia de una película cuyo único objetivo parece ser aburrir a los espectadores. El protagonista es un peripatético Tyler Perry que no conocía y que sinceramente espero que no se vuelva a cruzar nunca jamás en mi camino porque actuar no es lo suyo. Tiene una escena en la que está soltando algún tipo de discurso o diálogo y os juro que miraba una pantalla y lo estaba leyendo porque resultaba tan falso que daba lástima. El malo es Matthew Fox, que creo que fue famoso hace un montón de años por los anuncios publicitarios que hacía o algo parecido pero que como malo vale menos que un billete de siete leuros. El pobre sacó músculo y es lo único que mueve en su cuerpo ya que la cara carece de expresividad. En muchas de sus escenas de malo da risa. Junto a estos dos hay otros conocidos o desconocidos de los que solo puedo mencionar a Edward Burns ya que fue el único que me gustó. Con un guión de pena, un director que debía estar enviciado a un juego y no se fijaba en lo que hacían sus actores y un elenco que fue allí a recoger la guita que les daban, el resultado es mediocridad concentrada al máximo.

No merece la pena tirar el dinero con esto. Ni siquiera verla en la tele si la dan. Tanto si eres miembro del Clan de los Orcos como si no lo eres, mantente alejado de un cine en el que la estén poniendo.

03/10

Una respuesta a “En la mente del asesino – Alex Cross”

Comentarios cerrados.