En Zaragoza

Desde hoy hasta el domingo ando por Zaragoza. No hay que preocuparse porque Distorsiones seguirá su relajado camino sin mí. En estos días visitaré la ciudad y sus alrededores con dos viejos amigos y seguro que surgirán un montón de anécdotas que alimentarán mi imaginación y por consiguiente, este pequeño rincón de mi mundo.

Para este viaje tengo una combinación exótica de medios de transporte que espero que funcione y que incluye autobús, tren, autobús, avión, metro y tren de alta velocidad para llegar a Zaragoza y avión, autobús, tren, autobús y autobús para volver a Utrecht. Serán cuatro aeropuertos distintos con lo que seguro que surgirán odiosas comparaciones.

3 opiniones en “En Zaragoza”

  1. Ya he vuelto de la ciudad. Necesitarán un gran milagro para acabarlo todo a tiempo para la Expo. La ciudad está patas arriba. 

  2. Totalmente de acuerdo, todo, todo no lo acaban. Pero quien sabe, en España la chapuza se estila mucho, están trabajando mañana, tarde y noche y todo obrero que hay en Zaragoza trabaja sólo para la Expo. Que una tiene sus contactos.

Comentarios cerrados.