Envidia cochina

La POLLA

La POLLA, originally uploaded by sulaco_rm.

Estoy seguro que más de uno (entre los que me incluyo) cambiábamos el 90% de nuestra capacidad cerebral por una de estas y dos litros más de sangre en el cuerpo. Personalmente me gustaría que la mía venga con otros colores y con un extremo más redondeado. Huelga decir que la pasearía como este caballo, con orgullo y bien al aire.

15 opiniones en “Envidia cochina”

  1. jajajajaja Que va hombre, tan grande asusta a las mujeres, y no me extraña…¿Te imaginas? además “eso” no hay quien lo ponga adecuadamente para humanos…jajajajaja
    Conozco un divorcio por exceso…De verdad…
    Salud

  2. Jajaja GENIN: No me decepcionaste, aunque con respecto al tamagno pues te digo que para gustos, colores. Jeje. Besotes Sulaco.

  3. mmm…interesante…El tema de las relaciones sexuales es uno de los exiguos casos en los que uno prefiere que su pareja “se queje”, pero de ahi a llegar al divorcio…sigh!!

  4. Lo importante es tener un lugar donde meterla. Grande o pequeña, da igual si no hay orificio que se deje taponar.

    ¡Ehhhhhhhhh, Sulaco, que me hago el cubo de Rubik en 1 minuto y 34 segundos!

  5. Yo he aprendido los algoritmos que enseña en Youtube el tipo del enlace y después de memorizarlos bien consigo hacerlo en el tiempo que indico, no excepcionalmente sino como media, luego cualquiera puede hacerlo.

    Recordaba perfectamente tu aterrizaje en Barajas con el cubo en la mano, ja ja.

    Lo que no creo que sea interesante es intentar resolverlo a pelo.

    No es cuestión de inteligencia, sino de memorizar los algoritmos. Yo preferiría ocupar mis manos en tocar otras cosas distintas del cubo de Rubik, pero sigo sin dominar la faceta sargeadora de la vida.

  6. No sería un orificio para taponar, sería un orificio por donde empalar, porque madre mía, asusta! personalmente, tanto, tanto, me parece exagerado.

  7. Dos litros de sangre adicionales para no desmayarte y uno de esos y anda que no fardas ni nada con el tigre-tanga en la playa.

  8. Que va, seguro que te aplauden y te vitorean y te siguen con envidia cuando vas al agua. Hasta la mismísima Blancanieves manta al quinto infierno a los siete minúsculos y se te agarra al maromo hasta el fin de los días. Ya lo dice el refranero: tranca grande, ande o no ande.

Comentarios cerrados.