Esas cosillas que hacen el otoño tan especial

La luz de las velas

La luz de las velas, originally uploaded by sulaco_rm.

Gran parte de la magia del otoño y el invierno cuando estás en tu casa la tienen las velas, ese invento sencillo y maravilloso que produce una luz fascinante. En mi salón debe haber unas veinticinco velas que se alternan y en ocasiones especiales, arden todas juntas. La luz de las velas juguetea con la obscuridad, ilumina rincones y se olvida de ellos al momento, crea sombras y las pone a danzar antes de hacerlas desaparecer. Las velas parecen seguir su propia canción y se sincronizan para mantener nuestra atención. Hay muy pocas cosas más relajantes que una habitación iluminada con velas, con esa luz tan acogedora y que no trata de imponerse.

El otoño es el tiempo de las velas, de las sopas, los cafés bien calientes junto al fuego de la chimenea y de las conversaciones regadas con cervezas dobles o triples, brebajes fuertes y con espíritu que se toman a temperatura ambiente y calientas entre tus manos. ?ste es el tiempo en el que algunos se convierten en cebollas andantes que al entrar en una casa se quitan capa tras capa de ropa de abrigo y más ahora que ya estamos por debajo de los cinco grados y los gurús del instituto de meteorología holandés dicen que este va a ser el segundo invierno frío consecutivo, que vamos a tener hielo hasta hartarnos. Si a mí me dicen hace una década que iba a disfrutar con estos otoños e inviernos no me lo habría creído y aún ahora, cuando paseo por el bosque con un frío que pela y disfrutas de los cálidos colores de este sol que no calienta, a veces me sorprendo pensando en lo extraña que es la vida, en como alguien que nació en una tierra cálida se encuentra como pez en el agua en un terreno que es la antítesis de aquel en el que pasé la primera etapa de mi vida.

Una respuesta a “Esas cosillas que hacen el otoño tan especial”

  1. Tienes razón, a veces los que estamos fuera de nuestro hábitat, a veces miramos a nuestro alrededor sorprendidos de estar tan agusto en un medio en el que no hemos nacido, ni siquiera nos hemos criado, pero es como dices, si.
    Salud

Comentarios cerrados.