Espías – Spy

El género cinematográfico de las pelis de espías tiene una variante con las pelis de cachondeo sobre espías. Las primeras se toman demasiado en serio la cosa y siempre tenemos estas tramas en las que el fin de la humanidad está sobre la mesa y estos pollabobas que entrenan para matar y que siempre son super-hiper-mega inteligentes, resuelven la papeleta. En las de cachondeo, tenemos un inepto que ha de hacer el mismo trabajo solo que el malo es habitualmente más loco, el peligro es mayor, las situaciones más absurdas y por consiguiente, más divertidas. La última de esas comedias alocadas se titula Spy y en España se estrena la semana que viene con el título de Espías. Por si acaso no quieres leer más, es un peliculón.

Una julay viaja por el mundo tratando de salvarlo y sin tener mucho chimpún

Una pava que trabaja de analista de la CIA acaba siendo la protagonista de una misión para recuperar una bomba atómica que alguien quiere explotar en América. Viajará por toda Europa tratando de infiltrarse en la organización rebelde y tropezando en toda piedra que encuentra en su camino.

Melissa McCarthy es la bomba. No por lo encochinada que está (que también es cierto) sino porque es capaz de llevar una película hasta el histerismo más absoluto. Lo ha hecho un montón de veces y aquí lo vuelve a repetir. Una trama absurda, ella de protagonista y un montón de escenas en las que te ríes hasta llorar de dolor en los músculos del estómago. Esta mujer es fabulosa. La película está plagada de escenas épicas que te hacen reír cuando las recuerdas o alguien te las menciona. Es perfecta en cuanto a la distribución del cachondeo y los momentos serios, tiene una trama absurda que nos creemos y alrededor de esta mujer hay un buen elenco de actores que saben hacer su trabajo y que aquí se lo pasan bien, como Jude Law que parece salir del túnel en el que estaba metido o Jason Statham, que sorprende con una vena cómica fantástica y que tiene escena tras escena de cachondeo mientras todos se ríen de él y él se ríe de sí mismo. Su química con la protagonista es perfecta. La seriedad de la misión que intentan completar combinado con el recochineo general y los pallufos que cometen se convierte en una maquinaria de precisión que funciona sin defectos y que te llevan de risa en risa hasta los títulos de crédito. Una comedia prácticamente perfecta y sin lugar a dudas, la mejor que he visto en el año 2015 y dudo que tengamos otra tan buena en mucho tiempo. Este es uno de esos raros casos en los que hasta las tramas secundarias aportan algo y divierten y entretienen.

Si quieres ir al cine a pasártelo bomba, esta es la película que estabas buscando. La adorarán todos los miembros del Clan de los Orcos, los cuales deberían llevar a las hembras con ellos. También es plato de sub-intelectuales de GafaPasta. Esto le gusta a todo quisqui. No dejes de ir a verla.

4 respuesta a “Espías – Spy”

  1. La acabo de ver esta noche, Sulaco se queda corto, yo la calificaría de: SUPERPELICULÓN y seguro que el también si tuviera esta calificación disponible.
    Salud

Comentarios cerrados.