Estafadoras de Wall Street – Hustlers

Lo de hoy es una rareza porque si se hacen películas de strippers, ahora que estamos en los tiempos del jashtag MiTú, solo se pueden hacer con hombres porque lo demás es explotación de las hembras y blah blah blah, que todos sabemos como se las gastan las feminazis por culpa de cuatro polvos mal dados o seis coños caducados que han tenido que comerse sin ni siquiera un poquito de tabasco para darle sabor. En fin, que en esta sociedad en la que nos ha tocado sufrir, con pollabobas que no se privan de un café en su cadena usadora de plástico favorita pero que después se van a América con sus amigos ricachones en yate, pues en estos tiempos alguien hace una peli de strippers y para colarla, le meten una subtrama como de engañar hombres ricos y tal y tal, que entonces sí es aceptable. La peli en cuestión se titula Hustlers y en España al parecer se estrena en noviembre con el fastuoso título de Estafadoras de Wall Street, que al parecer había que delimitar la estaba para que sea una traducción más aceptable, aunque yo sigo prefiriendo la de truscoluña no es nación.

Un puñado de julays putas son además delincuentes con ilusión y sin fantasía y con poquísimo chimpún.

Una pava como china o así se mete en el negocio de ofrecer y vender su carnaza en un lugar de striptease y allí descubre que o espabilas y aumentas el repertorio a pajillas y otras cosas o pasas hambre y miseria. Junto con una puretona montan un sistema para drogar pavos y limpiarles la tarjeta de crédito, con la excusa que los chamos no las denunciarán por la vergüenza. Su emporio crece y finalmente, caerá en una redada y todos los chanchullos saldrán a la luz. O algo así.

De entrada decir que Jennifer Lopez lo hace muy bien y es increíble que aparente solo trece años cuando todos sabemos que nació a mediados del siglo XIX (equis-palito-equis). El día que la incineren, la nube tóxica que se formará es más que probable que mate a cien mil personas. Volviendo al tema, que lo hace muy bien pero no es suficiente, la película es simplona, es una eterna sucesión de más de lo mismo que se repite sin vergüenza alguna durante casi dos horas. Se ve algo de carnaza, aunque muy limitado y hay bailes pegajosos y todo eso y a ratos entretiene bastante pero también aburre en ocasiones o simplemente, pierdes el interés. Hay momentos divertidos pero también otros en los que pretenden crear dramatismo y fracasan. Esta ensalada de cosas buenas y malas al final le pasa factura y nos quedamos más bien en una película muy sosa y que posiblemente funcione mejor como telefilm con abundantes intermedios para ir a mear, para atacar la nevera o para echarte unas partiditas con el teléfono.

Por más que haya chicha, hoy en día tenemos esa cosa llamada la pornografía que es mucho más gratificante, así que los miembros del Clan de los Orcos igual deberían pasar, aunque deberían obligar a sus hembras a ir a verla para que aprendan un par de movimientos nuevos. Para nada es algo al nivel que buscan los sub-intelectuales con GafaPasta.

2 respuestas a «Estafadoras de Wall Street – Hustlers»

  1. Ayer la López cerró el desfile de Versace con el mismo vestido que llevó hace 20 años a los Grammy y que obligó a Google a crear la sección de imágenes… que cabronasquerosa…. si me ponen las dos imágenes y no me dicen de cuando son, me costaría un huevo distinguirlas, ¡20 años! que asco de envidia….

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.