Estatua hecha con cristal de Murano

Yo se lo digo y se lo repito a Meri Yein siempre que la veo, a mí el arte me deja helado y la foto de hoy es un buen ejemplo. Supongo que de lo que se trata es de mostrar el poderío del cristal soplado de Murano pero conmigo no funcionó y aparte de hacerle una foto, creo que no me paré a contemplarlo ni una milésima de segundo. Al fondo a la izquierda podemos ver la Chiesa di San Pietro Martire, la cual se puede visitar en su interior, aunque no tenía nada especial y el pequeño puente que también se puede ver es el lugar desde el que hice la foto que vimos ayer. La cutre valla que rodea la cosa imagino que está ahí para evitar que los niños se lancen de cabeza contra el vídrio o vayan a jugar con los trozos de vídrio que hay en el suelo. Dado lo precario de la valla, supongo que otros visitantes en otras épocas se han encontrado en el lugar otras esculturas o directamente ninguna.

3 respuesta a “Estatua hecha con cristal de Murano”

  1. Eso es lo mismo que me pasó a mí. Le hice la foto, en un segundo, y me fui. Creo recordar que había otras tantas estatuas similares (de colores diferentes), con las que hice lo mismo que con esta; por aquello de que a lo mejor en foto quedaba bonito.

Comentarios cerrados.