Fast Five – Fast & Furious 5

Fast FivePor más que lo intento, no he conseguido culturizar al Niño y siempre que preparo las películas para la sesión doble del domingo, me ruega y me pide y me suplica que no me pase y elija algo con chicha y hostias pero sin curas. Cuando le mandé la propuesta de la semana pasada y vio que eran Thor y Fast Five no tardó ni un microsegundo en responder a mi SMS confirmando que iríamos e incluso llegó al cine media hora antes de pura emoción. La primera película de nuestro programa doble fue Fast & Furious 5, que es el nombre con el que se ha estrenado en los Países Bajos, aunque en España y en la mayor parte del mundo se conoce como Fast Five y como podéis suponer, es la quinta parte de una saga muy rumbera.

Dos julays más malos que el Guaca montan un pitote que no veas en Río de Janeiro y consiguen sacarle a más de un pájaro los colores

Para dejar el tema de los problemas con la ley y convertirse en personas modestas y sencillas de impoluta legalidad, los protagonistas de las cuatro películas anteriores quieren dar un golpe del copón y robarle cien millones de dólares a un comerciante brasileño corrupto que además es el que controla la droga por medio universo. Mientras preparan y ejecutan el golpe se toparán con unas fuerzas especiales de élite que les darán la lata y tratarán de hacerles pupita de la mala y ellos se pasearán por Río de Janeiro en unos coches fabulosos y luciendo gafas de sol chulas.

Te lo digo y te lo repito, Dwayne Johnson, al que nosotros los simples mortales solíamos conocer como The Rock es el mayor cacho de carne con ojos que he visto en mi puta vida. Uno solo de sus brazos es como toda mi persona y no hablemos del cuello, que tiene por lo menos una talla cuarenta y seis de pantalones en esa tubería maciza construida a base de productos con los que se engordan a las vacas. A su lado la musculatura de Vin Diesel es casi de risa y eso que el tío está encochinado y tiene unos brazotes como seres humanos y no sé, se está haciendo viejo porque tenía más barriga que tetas, algo que nunca antes se había dado en una de sus películas, cuando lo normal era notar el bulto de esos pezones que parecen balas de escopeta y no la tripa de sietemesinos gemelos. Al lado de estas dos bestias, todo lo demás sobra. El flipe de que te cagas es que va y resulta que es un peliculón, una historia hiper-mega-entretenida, unas escenas de acción fantásticas, buena música, putetas enseñando chicha junto a los coches como corresponde y unas actuaciones más que decentes. Hay un momento con pelea incluida de los dos bestias que pasará a los anales del cine. Esos dos cabrones, cuando golpean el hormigón, lo rompen como si fuera cartón y ya no hablemos de puertas y ventanas, que no aguantan ni un estornudo de estos dos tíos.

La película va subiendo el tempo según avanza y la escena final es pura adrenalina y te deja exhausto. Toda una sorpresa que nos dejó alucinando y más acelerados que un Simca 1000. Si en la puerta del cine nos ponen un grupo de emburkadas, allí mismo les damos candela de la buena y les quitamos la bobería. Un sorpresón y una película que debería estar en el radar de cualquiera a quien le gusten las películas de acción y quiera dejar descansando el cerebro en casa durante unas horas. A menos que tu parienta tenga gafas de pasta y una vez haya leído un libro te la puedes llevar junto al clan al completo de los Orcos y todos se lo pasarán bomba aullando sin parar.

09/10

2 opiniones en “Fast Five – Fast & Furious 5”

  1. Pues mira, para pasar el rato sin pensar, la pondré en “posibles”. Por cierto, en esta sale la mujer del Thor, la Pataky, ya ves, en la misma tarde te papaste las pelis de los dos…

Comentarios cerrados.