Father Figures

Father FiguresEl día en el que en los Países Bajos sufrimos una de las tormentas de viento y drama más terrible desde que comenzaron a medir estas cosas, por la tarde llegó la calma chicha y yo aproveché para irme al cine a ver una supuesta comedia, con el fin de distraerme y echarme unas risas. Éramos dos julays en la sala pese a que en la página web del cine se veía que unos veinte habían reservado entrada, con lo que o los demás quedaron atrapados en algún otro lugar del país u optaron por no salir de casa. La película se titula Father Figures y hasta yo se no está previsto el estreno en España pese a que la quieren titular truscoluña no es nación.

Dos julays descubren que su madre es más puta que la gallina turuleta y que ha tocado un güevo, ha tocado dos y ha tocado tres mil tres …

Dos hermanos, uno separado y el otro chiflado, se van en busca de su verdadero padre tras enterarse por su madre que no es quién ellos pensaban. Su periplo les llevará por una serie de hombres que pasaron por la vida de su madre, que al parecer era eso que se puede denominar como un arretranco y no es que fuera ligera de cascos, es que flotaba directamente con tanta promiscuidad. Cada nuevo padre que descubren es una pequeña aventura que no nos lleva a ningún lado.

Es que no me puedo creer que hicieran una película de dos horas con algo que no daba para más de cuarenta minutos. La historia es tonta, simplona, son dos tarugos que sin esfuerzo van recorriendo la vida sexual de su madre cuarenta años atrás y van preguntando directamente a cada macho que se tropiezan si él es el que se la empetaba a mamuchi y el que la preñó. En la primera ocasión te ríes pero después canas y más si has visto el trailer porque los mejores golpes de la película están ahí. Los protagonistas son Ed Helms y Owen Wilson y de ambos se puede decir que ni se molestaron en interpretar su papel, pasan por la película sin pena ni gloria alguna. Del resto de gente que vemos tampoco se puede decir mucho más, esto apesta a telefilm que decidieron subir a la pantalla de los cines pero que ni de coña se merece ese honor. Muchas de las bromas dan más bien ganas de llorar y bueno, mejor no digo nada del final porque salí del cine que lo que querían era tocarme los güevos y calentarme para que no me resfriara en el viaje en bicicleta hasta mi casa en calles heladas y ciertamente lo consiguieron.

Esto es una mierda que ni los miembros del Clan de los Orcos ni los sub-intelectuales con GafaPasta deberían ver. Ninguno de los dos bandos lo pasará bien. Una de esas películas que lo mejor es olvidar que existe.

03/10

Una respuesta a “Father Figures”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *