Final Destination 3

Final Destination 3Hay muy pocas series de terror que consigan especializarse en su nicho y mantener el interés a lo largo de las diferentes partes. Casi siempre lo que empieza como una buena idea deriva y termina parodiándose a si mismo hasta que el público los abandona y se han de dedicar a otra cosa. No es el caso de Final Destination 3 tercera parte de una saga bien atípica. A diferencia de muchas otras películas de miedo aquí no se repiten protagonistas y en realidad si seguimos yendo al cine es por un pequeño detalle que diferencia a estas películas: todos sabemos que allí muere hasta el gato, la cosa es ¿cómo los matarán esta vez? ¿serán las muertes más espectaculares que en la película anterior?

La trama es la misma de siempre: Un grupo de putillas y pajeros escapa a una muerte segura por culpa de una zorra visionaria y por su culpa tendrán que morir posteriormente de uno en uno con gran dolor y aparatosidad, ya que la venganza de la muerte es siempre terrible. El chiquillerio descubrirá pronto que la muerte los persigue y tratarán de evitarla lo cual ayuda a crear situaciones aún más espectaculares y muertes más indignas.

Este cine es fantástico. Ya en la escena del comienzo se sientan las bases mediante una brutal introducción y a partir de ahí, pan y gloria. Las tías son todas perfectamente guapas y estúpidas y la palman entre estertores que no terminan de ajar su belleza y los tipos siempre aparecen estereotipados como jugadores de fútbol americano sin cerebro y con los penes magnetizados hacia su propio culo y que tienden a pararse a y mirarse en cualquier espejo que se cruce en su camino, algo que como todos sabemos solo hacen los metrosexuales julandrones de mierda, ese residuo de la sociedad actual en el que se han parapetado aquellos que fracasaron y no pudieron convertirse en humanos. Volviendo a la película, en esta tercera parte las muertes son aún mejores que en la anterior. Las ves venir y no terminas de creerte lo que les va a suceder y según lo vas viendo en la pantalla has de cerrar los ojos entre gritos de asco y disgusto. Cada una de las muertes podría ser un perfecto corto, una pequeña película completa. El cuerpo humano es una mierda de envoltorio que se puede aplastar completamente, cortar, deshuesar, despedazar, quemar, diluir y en cada uno de esos procesos se saca un montón de placer maligno para los espectadores.

No importa ni quien la dirige ni quien la interpreta. Siempre pondrán caras bonitas para que los orcos que pululan por nuestro mundo disfruten al saber que es la gente guapa la que ha de morir de esa manera tan cruel.

Si te gusta la violencia en extremo, las muertes elaboradas, el sadismo, la crueldad gratuita y ver tías perfectas en sus momentos finales, esta no te la puedes perder. Procura no ir con intelectuales y personas sensibles porque aquí no hay nada para esa gentuza.
gallifantegallifantegallifantemedio gallifante

Technorati Tags: ,

ACTUALIZACI?N OFF-TOPIC: Esta anotación hace el número 1111 – Mil ciento once. ¡Guau! nunca pensé que llegaría tan lejos. Tendrá que pasar una cantidad igual para volver a tener cuatro dígitos idénticos.

2 opiniones en “Final Destination 3”

  1. No he visto ninguna de las dos anteriores, pero si son tan buenas como esta, las tendré que buscar… ésta la vi hace un par de semanas y estoy totalmente de acuerdo contigo. Sabía lo que me esperaba cuando entré en la sala y no salí decepcionado en absoluto. Muertes originales y dolorosas. Una de mis preferidas fue cuando unos de los jovenzuelos sale de cabeza por la ventana del metro y su cuerpo se frota contra la pared como si estuviésemos rallando un queso. Imagina el cemento de las paredes del túnel raspando sus encías… qué maravilla.

Comentarios cerrados.