Final Score

Últimamente los guionistas ya ni se cortan y cambian el título de los guiones, donde dice casa digo ahora chalé, donde dice joputa-terrorista-musulmán ponen jolagranputa-terrorista-ruso y los productores apoquinan la pasta y se hace la misma película una y otra y otra vez más. Esto es un sinvivir, no sé ni para qué existen los escritores si ya ni se adaptan sus obras, aunque ahora que lo pienso, quizás por eso estamos en la edad de oro de las series televisivas, porque ahí están yendo los buenos guiones. Hace como dos semanas, en el pre-estreno sorpresa tuvimos algo llamado Final Score que no tiene título ni fecha de estreno en España, aunque parecen haberse decantado por el título de truscoluña no es nación.

Un julay chichón se emputa y mata a todos los terroristas de una barriada periférica y sin chimpún

Resulta que un cacho de carne con ojos, una cosa enorme y que provoca arcadas de lo fea que es viaja al Reino desUnido a visitar a la hija de un compañero que murió por su culpa o algo así y se lleva a la adolescente al fútbol, aunque ella está más por la labor de que su novio se la empeta con bragas y todo. Una vez en el estadio y con el partido que ha comenzado, resulta que el estadio ha sido raptado por unos terroristas rusos o algo así, la gente dentro no lo sabe, salvo este cacho de carne y un empleado bosmongolo y entre ellos dos matan a cienes de miles de millones de terroristas, pegan tiros con alegría y cosa buena, van con motos por dentro del estadio, saltan por las cubiertas del tejado y ni un gilipollas de los miles y miles que están viendo el partido de fútbol parece darse cuenta de nada. A todo esto, al final resultó que el novio de la pava se quedó sin chimpún.

Esto es la Jungla de Cristal en un estadio, pero mal hecha, mal rodada, mal dirigida, mal escrita y mal interpretada. A mí casi que me tiene que sacar del cine en ambulancia cuando me enteré que el protagonista, un tal Dave Bautista, es el cacho de carne de Guardianes de la galaxia – Guardians of the Galaxy, yo he vivido cuatro años y tres películas convencido que ese monstruo estaba hecho por ordenador y resulta que es una deformación genética humana como la vida misma. Puedo confirmar y confirmo que el colega es un músculo único, no puede expresar nada en la cara, que tiene dos posiciones básicas, momento culo-trincado y momento culo-relajado. La cara no da para más y todas esas hormonas que lo rodean dan que pensar, si eso se puede hacer con un humano, a poco que nos pongamos a dopar un rinoceronte seguro que conseguimos un dinosaurio. Para darle cierto caché contrataron a Pierce Brosnan, que debía necesitar un cheque para comprarse pañales y eso y el colega pasa por la historia con pena y sin gloria. Los acentos de los ingleses son patéticos, las escenas de acción de puta pena y para cuando acaba y el cacho de carne ha matado el solo a todos los terroristas, sus primos, hermanos, sobrinos y demás familias, te vas del cine pensando que no podrás jamás recuperar los cien minutos de tu vida que dedicaste a esta basura.

Este tipo de bodrios, aunque se supone que son del gusto de los miembros del Clan de los Orcos, ni ellos los aguantan porque chirría demasiado. Obviamente, provoca daños cerebrales permanentes a cualquier sub-intelectual con GafaPasta que se exponga a algo así.

2 respuesta a “Final Score”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.