Fissa

FissaYo debo ser la excepción que no confirma ninguna regla. Mientras todos mis amigos y conocidos se hacen viejos y como que se intelectualizan al mismo tiempo que se les incrementan de volúmen los tripotes y en el caso de las pavas se les ponen los pezones a la altura del ombligo haciendo que parezcan realmente neandertales, en el mío yo no solo me niego a leer libros que no hayan sido escritos para ese grupo tan fabuloso que es el YA o Young Adults o Julays Jóvenes sino que voy a ver todas las películas que se hacen única y exclusivamente para ellos y así, cuando entré al cine a ver Fissa, a la estudiante que recogía las entradas se le salían los ojos de sus órbitas regulares porque el resto de la cuadrilla que entraba en la sala no eran menores que yo, eran prácticamente nonatos. La película, como todo el cine holandés, no se estrenará jamás de los jamases en España. La palabra del título es lenguaje callejero y puede traducirse por truscoluña no es ni será nación o en algunos casos como éste, por Fiesta.

Unos julays estudiantes lo que quieren es mojar

En un instituto hay un puñado de frikis que no mojan ni cuando llueve y que quieren organizar una fiesta de fin de curso que no atiende ni el Cristo crucificado de la pared del gimnasio. Para solucionarlo, se asocian con el chamo más popular del instituto y su amiguito marroquí y a cambio de hacer que ambos aprueben los exámenes finales, estos convencerán a todo quisqui para que vengan a la fiesta. Para cuando llegamos al evento que le da título a la película, es la locura más absoluta, con todo fuera de control y un evento épico.

Quien no se acuerda de los fiestolos del instituto, los mejores sin lugar a dudas, con aquellas borrachuzas que potaban por los patios del insti o las que se dormían meando o se meaban todas en los rincones. Esta película nos muestra los preparativos de una de esas fiestas y las artimañas de los chavales para conseguir maximizar el número de potorros que vendrán al evento. Contra todo pronóstico, la relación entre el jefe de los frikis y el chaval más popular funciona y se acaban convirtiendo en amigos que vienen de mundos totalmente distintos pero que tienen más o menos las mismas preocupaciones e intereses. El marroquí es la bomba, va a su bola y siempre que puede procura sacar tajada con el crimen ya que el concepto de la legalidad no se lo enseñaron en su casa y ya de mayor no se le pega. Tenemos a una chama voluptuosa que casualmente es negra y que tiene unos hermanos criminales del copón y un profesor salido que me recuerda al de filosofía de mi instituto, el cual tengo clarísimo que se follaba a una de las lerdas que iban a clase conmigo en una relación de la que ella sacaba el aprobado y él la cornamenta que le ponía a su esposa. La película tiene un montón de música de DJs holandeses, que suelen estar en la avanzadilla universal, está bien rodada y divierte. La fiesta es una pasada que no veas y donde único la cagaron fue en el final, demasiado blando y en el exceso de tramas secundarias que no nos interesan.

En fin, que entretiene y divierte pero como jamás se estrenará fuera de Holanda, ningún miembro del Clan de los Orcos la verá aunque seguramente les gustaría. Esto ni de coña forma parte del cine que van a ver los sub-intelectuales de GafaPasta.

06/10

4 opiniones en “Fissa”

  1. Sabes que solo por entrar a ver esa peli a tu edad pasas a formar parte del fichero de posibles depredadores sexuales? 😛

Comentarios cerrados.