Flypaper

FlypaperDentro del género de la comedia tenemos un pequeño subgrupo de películas basadas en los sucesos que acontecen durante un crimen de algún tipo, preferentemente un robo a un banco, que parece que es algo con lo que mucha gente se identifica y les mola mazo. Yo no me lo explico pero vamos, con la de pelis que se hacen parece que hay mercado, aunque por desgracia yo no encajo en el mismo y siempre acabo maldiciendo la hora en la que entro a un cine a ver una de estas, aunque en este caso puedo culpar y culpo a un amigo que me convenció ya que no teníamos muchas opciones. La película es una cagada del copón llamada Flypaper y por ahora España está a salvo de esta mierda ya que no tiene fecha de estreno allí y es más que probable que nunca llegue a ensuciar las pantallas de ningún cine del país.

Un julay hijo-de-la-gran-puta metomentodo interfiere con el trabajo de unos profesionales del ladrocinio que no son políticos y lo tenemos que sufrir el resto

Al parecer dos grupos distintos de ladrones de bancos deciden robar el mismo local a la misma hora y con los rehenes dentro nos topamos con una situación surreal en la que además comienza a morir gente y uno de los rehenes es un sabelotodo que resuelve el intríngulis de la cuestión o algo así.

Si te dicen que es una comedia y tú eres simple y simplón como yo y piensas que una comedia es una obra cinematográfica en cuya acción predominan los aspectos placenteros, festivos o humorísticos y cuyo desenlace suele ser feliz, el disgusto que te llevas es antológico. Maldita sea la gracia que tenía esta historia. Estupidez tras estupidez, pollada tras pollada, el guión es como una jiñada inesperada de diarrea que termina pringando todo lo que toca. Las boberías son tantas que no se pueden enumerar y lo peor de todo es que al frente está Patrick Dempsey, un actor que se debió quedar en los ochenta porque incordia y estropea cada uno de los planos en los que aparece, no tiene puto humor y si lo hubieran cortado de todos esos fotogramas, los espectadores no habrían notado en absoluto la diferencia. El director debió ausentarse con frecuencia o no se explica como permitió este desaguisado que comienza mal y acaba peor, sin pies ni cabeza y con unas actuaciones malísimas.

No hay nada que merezca la pena ser reseñado. Es un ejemplo claro de ese subgrupo de películas que podemos catalogar como puta mierda del copón y no se la deseo ni a todos los comemierda que tienen perfil en el CaraCuloLibro. Aléjate de cualquier cine en el que la estén dando y no estropees tu televisión con esta basura. He dicho.

01/10

Una respuesta a “Flypaper”

Comentarios cerrados.