Forgetting Sarah Marshall – Paso de ti

Forgetting Sarah Marshall - Paso de tiHay una mezcla extraña que ha surgido en los últimos años en Hollywood y en la que al mismo tiempo tenemos comedia y drama, tratado de una forma algo diferente al estilo de las comedias románticas. Son películas de humor bastante zafio y que no se quedan en la educada línea que todos tememos traspasar. Van mucho más allá y en ocasiones pueden llegar a ofender a los espíritus sensibles por el lenguaje o la representación visual que se hace. En este grupo de cine basto y grosero y al mismo tiempo entretenido y bien pensado se encuentra Forgetting Sarah Marshall que en España se estrenó como Paso de ti gracias al interminable milagro de la traducción pachanguera.

A un julay lo deja la piba y del disgusto se transforma en una llorona de mierda

En la escena con la que abre esta película, a Peter lo deja su novia. Es un momento duro y al mismo tiempo ridículo poque él está desnudo, recién salido de la ducha mientras ella pone el punto y final. A partir de aquí, se hunde completamente y para superarlo se va de vacaciones a Hawaii en donde termina encontrándose con ella y su nuevo chico y se pasarán la película en una competición por ver quién es más capullo y más troglodita. Peter es una mezcla entre llorona de instituto sensiblera y dispuesta a encamarse solo por amor verdadero con soplapollas integral cargado de mal karma que consigue exasperarte con sus estupideces y su limitada visión de la vida. Con su corazón destrozado, tendrá que aguantar el tener prácticamente en la habitación de al lado a su ex que parece haber superado la separación y se verá ayudado por un núcleo de frikis que pululan por el hotel entre empleados y clientes.

Lo primero que llama la atención, nada más comenzar la película, es la desnudez gratuita. Quizás porque siempre se hace con mujeres no nos fijamos pero choca un montón que la cámara, que se comporta perfectamente y muestra escenas bastante cuidadas en donde se sabe que el protagonista está desnudo, salte en un par de ocasiones sin que venga a cuento para mostrarlo tal cual lo trajo su madre al mundo con el añadido de los pendejos. En esos dos primeros desnudos hubo gente que se marchó del cine. En realidad, si se quitan esos planos, la película no pierde absolutamente nada, sobran, de la misma manera que en muchas ocasiones vemos a las protagonistas en absurdas escenas que se añaden solo para mostrar algo de chicha. En la parte dramática tenemos a este hombre, con el corazón roto y con una tendencia al empalago que asusta. Llora a la mínima y se comporta casi como una adolescente despechada. Frente a él, su despiadada novia, que hace de chico malo y el novio de ella, un rockero divertidísimo que básicamente la quiere mojar y queda atrapado en esta guerra. Algunos de los actores secundarios, con pequeñas historias que corren paralelas a la trama principal ayudan a potenciar la parte divertida con movidas que rayan en lo absurdo. Al final sales del cine con la sensación de haber visto una película muy buena y entretenida, en la que te has echado unas risas y de eso es de lo que se trataba.

Cine de verano, para pasárselo bien y que se deja ver con los amigotes y la parienta. Si eres algo mojigato en lo referente al lenguaje o al sexo gratuito, yo que tú pasaría de esta película.
8artuditos

7 opiniones en “Forgetting Sarah Marshall – Paso de ti”

  1. Lo del desnudo yo pienso que lo hicieron porque no hay nada más íntimo que estar desnudo frente a la persona que quieres, la peli empieza con la otra que a pesar de verle desnudo (es decir totalmente entregado a ella) es capaz de mandarle al carrizo, no tiene corazón, y al final la otra que también le ve desnudo le confiesa su amor en un momento tan íntimo, al final la misma escena que te hunde y que te devuelve a la vida, a mi me gustó como metáfora. Es la explicación que le encuentro, porque por ver su cuerpo serrano no era precisamente 🙂 Besitos.

  2. Todo lo que tú quieras, pero cuando el plano cambia durante menos de medio segundo solo para mostrar un frontal, es superfluo y se lo podían haber ahorrado. El desnudo del final si está justificado, la secuencia lo requería por la forma en la que lo abordaron, con ella entrando en la habitación y viéndolo de frente. Y estoy de acuerdo contigo en que el tío no es un metrosexual de mierda, lo cual se agradece porque en Hollywood nos ponen los Estados Unidos como el reino de los cuerpos perfectos y cuando viajas al país te das cuenta que allí los yogurines, están igual o más caducados que aquí.

  3. La vi este sábado. Me gustó bastante, ciertamente, y estoy de acuerdo con waiting, creo que es una forma de dejarlo “indefenso” en la situación, además, si llega a ser una tía, ni estaríamos hablando de ello. Y el chico no es que tenga un cuerpazo pero tiene un rabo que es para lucirlo.

  4. Ni siquiera en películas con tías la cámara da ese bandazo innecesario y totalmente superfluo.
    El chico, como tú lo llamas, es también el guionista de la película y yo tiendo a creer que estaba mostrando la mercancía y vendiendo su cuerpo morcilloso para ver si alguna hembra pica su anzuelo y lo hizo a propósito.

  5. Virtuditas: en cine toda toma tiene una intención, estoy casi segura que lo que nosotros pensamos era la intención porque la usó en la parte final que era una forma de abrir con una que le manda al carrizo a pesar de estar desnudo e indefenso y otra que le quiere y le respeta en la misma situación. Pero al final, el cine es algo personal, como los libros, todo el mundo lo interpreta como mejor le parece 🙂 Besitos.

Comentarios cerrados.