Frauenkirche en Munich desde una de las calles laterales

La Frauenkirche o la Catedral de Nuestra Señora de Múnich es un pedazo de iglesia de que te cagas. Tiene dos torres que se pueden ver desde cualquier lugar de la ciudad gracias a una ley que prohíbe construir edificios de más de cien metros de alto. Aunque habíamos leído que se puede subir a una de las torres para ver la vista de la ciudad desde allí, cuando pasamos estaban haciendo algún tipo de obras y no era posible. La iglesia tiene ciento nueve metros de largo y cuarenta de ancho, o sea, más grande que un campo de fútbol y tiene una capacidad para veinte mil julays, de los que solo su Dios sabe cuántos son presuntos tocadores de niños. Las cúpulas de las torres que se pueden ver en la foto son de un estilo distinto al resto de la catedral y la razón es que se les acabó la pasta y tuvieron que improvisar y apañar algo. Sufrió un montón de daños en la Segunda Guerra Mundial y hubo que reconstruir gran parte. A la entrada está la pisada del diablo, con una leyenda extraña relacionada con la misma y las ventanas del templo. Creo que veremos alguna foto del interior y por supuesto, más adelante en esta serie veremos las torres desde otro mirador al que subí.

Una respuesta a “Frauenkirche en Munich desde una de las calles laterales”

Comentarios cerrados.