Früh Kölsch

Früh Kölsch

Siempre que vamos al Photokina procuramos ir a cenar en la cervecería que produce la Früh Kölsch, una cerveza que en su nombre ya se identifica como especial, dado que el Kölsch está registrado y solo se puede usar por cervezas producidas en la ciudad de Colonia y sus más próximos alrededores. Esta cervecería es gigantesca, la segunda más grande Alemania y con una capacidad para sentar al mismo tiempo mil novecientos julays o en su defecto, un truscolán porque nadie quiere compartir mesa con esa ralea despreciable. La cerveza se fabrica siguiendo la ley de pureza alemana y tiene un glorioso color amarillo meao con una buena dosis de espuma que no desaparece en un instante. El sabor nos recuerda al limón y a otras cosillas. Se bebe con una facilidad pasmosa y como los camareros pasan con cantidades industriales y si los avisas te ponen otra inmediatamente, a poco que te descuides te entonas. No la he visto jamás en supermercados o en tiendas de cerveza holandesas y desconozco si se puede conseguir en España. Su porcentaje de alcohol es del 4,5 por ciento, no demasiado alto. La cerveza se creó en 1904, con lo que es prácticamente una adolescente con ciento doce años de historia. La cervecería está prácticamente al lado de la Catedral y a un tiro de piedra de la estación de tren. Esta es una que solo bebo cada dos años pero que si estás en Colonia, no hay que dejar pasar la ocasión.

Una respuesta a “Früh Kölsch”

Comentarios cerrados.