Furia de Titanes – Clash of the Titans

Furia de Titanes - Clash of the TitansEl cine de palomitas es el que no requiere ningún esfuerzo intelectual por parte de los espectadores. De hecho, cuánto más rápido transcurra la acción, mejor, sobre todo si no queremos pensar en las volatadas que vamos viendo durante la peli. En este cine lo único que importa es el ritmo y a ser posible, poner una o dos chochas para enseñar carnaza y aliñar escenas de acción a destajo en la que sobren los mamporros y corra la sangre. Más o menos esto es lo que nos ofrece Clash of the Titans que se estrenó en España allá por marzo como Furia de Titanes.

Un julay hijo del Altísimo se encoña de una chocha de alta cuna y para impresionarla se pasará el día repartiendo mandoblazos a todo chichón que se le cruce por delante

La mitología griega nos pilla un poco descolocados pero bueno, en esta historia tenemos que un semidiós se embarca en una gran aventura para salvar de la destrucción a una ciudad y de paso destruir el Kraken, una mala bestia que es la mascota de su tío Hades, un malo malísimo venido a menos mientras su padre lo ningunea y se enamora de una piba que no se sabe muy bien si es acarajotada o la famosa Tonta del bote. En su aventura lo acompañan un grupo de panolis que parecen salidos del circo de las bestias y que por supuesto, irán cayendo de uno en uno para que en las escenas finales no hay que recoger muchas medallas.

Lo más molesto de esta película es el 3D. En los cines a los que yo acudo no la estrenaron en versión plana y tuve que ponerme las gafas para ver una película que fue realizada sin la tecnología 3D y a la que la dotaron de la misma al final de la post-producción. El resultado es patético y hay momentos en los que tenemos cosas planas en pantalla con otras con volumen. Espero que los productores se den cuenta que los espectadores sí que queremos ver cine en 3D pero no a cualquier precio.

Lo siguiente que notamos es la simplonería de la historia. Es un pastiche de escenas de acción encadenadas con diálogos que chirrían y a la que de cuando en cuando se le añade una pizca de escena romántica con la tonta del bote. La cosa funciona por la velocidad a la que transcurre la acción y por las luchas con unos bichos malos que hacen que todo resulte medianamente entretenido aunque siempre tengamos presente que esto es algo que ni sucedió ni sucederá jamás en la historia del hombre. Sam Worthington que recién liberó el planeta de los pitufos azules grandes viaja en el tiempo y ahora tiene que liberar al universo humano y salvarnos de la tiranía de los dioses, que parecen tener la misma mala leche que el de los musulmanes y que no quieren que seamos felices sino que las pasemos putas (igualito que el otro ?? el de los moros). Como los dioses se pulen putillas de cuando en cuando, de esos deslices en los que copulan sin protección salen las aberraciones de los semidioses, unos chamos que no queda muy claro si tienen algún poder especial aparte de gritar y poner caritas.

Por lo demás, esto es cine de entretenimiento y eso es lo que recibimos. No hay grandes trabadas morales ni te esperes unos diálogos antológicos que te llevarán a las lágrimas. Aquí todo es mucho más básico y agresivo. Puedes ir con los amigotes y con la parienta, comprar un cubo de cotufas y pasártelo bien.

06/10

Una respuesta a “Furia de Titanes – Clash of the Titans”

Comentarios cerrados.