Geostorm

GeostormAunque la película de hoy llevaba como una semana en cartelera, tuvo que esperar a que me pillara una sesión en la Segunda Dimensión bien, algo que no sucedió hasta que mi madre se fue de mi keli porque lo que sí que tenía claro es que ni de coña la quería ver en el TresDé con todas esas escenas de estructuras cayendo y cayendo. Más que interés, tenía curiosidad ya que ésta es una película maldita que lleva como tres años esperando el estreno y cambiándole partes y metiéndole más y más efectos siderales. Se trata de Geostorm y en España se estrenó con el mismito título y el subtítulo de Sus jodéis porque truscoluña no es nación

Dos julays hermanos salvan el universo conocido y por conocer de una diarrea truscolana con referéndum de los que ellos llaman mayoritarios y legales y con la dedosrotos haciendo el recuento

Al parecer el mundo se escoñó y un chamo se inventó unos satélites que lo arreglan todo y en un pispás montaron una estación espacial hiper-mega-sideral y cuando todo funcionaba contrataron a su hermano para despedirlo y que se quedara a cargo de todo, esparciendo el odio entre hermanos como en el antiguo testamento. Tres años más tarde todo se va pa’l coño y los hermanos se tienen que volver a arrejuntar y tratar de enderezar el fregado, el joven y guapo en la tierra con su novia la portera de discoteca o algo así y el otro en el cielo. Las cosas se tuercen que no veas pero si estás leyendo esto, seguro que triunfaron y el universo no se acabó.

Lo más escandaloso de esta película es que continuamente se hacen referencias a ESPAÑA, sí, el país de la bandera de más arriba, ese que cuatro hijos-de-la-gran-zorra truscolana se quieren cargar y que se ríen de nosotros en nuestras caras sin que nadie les ponga un poco de metal en sus interioridades. Les joderá que su truscoluña sea tan irrelevante que su bandera no aparezca ni sean mencionados, a pesar de que todo el mundo sabe que ellos descubrieron América, inventaron la penicilina, fabricaron el primer cohete y no hay uno que no nazca con una lengua viperina y venenosa. Volviendo a la peli, resulta que esto es un popurri de todas las películas de desgracias de los últimos treinta años o así y tenemos escenas de unas y de otras, con tornados, terremotos, maremotos, volcanes y hasta ataques espaciales y una escena melo-mega-dramática como en la película aquella en la que el Bruce Willis se iba a un asteroide para mandarle un mensaje a su hija porque no sabía que la Isabel Gemidos tenía programa para eso en la tierra. Hay tanta desgracia y tanta catástrofe que el de los efectos especiales no da abasto a meter más y más y ni con ellos consigue tapar la ineptitud de Gerard Butler, chamo al que en un tiempo muy pasado se le podía considerar actor y ahora es un pesetero. Del otro hermano y de la pava ni conozco los nombres ni me interesa conocerlos. El uso y abuso de la niña y algún que otro niño para crear escenas dramáticas mirando al cielo recuerda al asqueroso uso de ciertos demócratas poniendo niños en las manifestaciones para que les peguen. En fin, que como espectáculo y para ver como está la tecnología actual de efectos especiales es fabulosa pero como película es simplemente aburrida. El final se les fue de madre con escena espacial épica a la que sucede un epílogo en el que por un momento pensé que los dos hermanos se iban a hacer una pajilla el uno al otro para celebrar su éxito.

Esto es cine para descerebrados y se hizo pensando en la neurona única de los miembros del Clan de los Orcos. Ni de coña es algo para los sub-intelectuales con GafaPasta.

04/10

12 opiniones en “Geostorm”

  1. Uy uy uy que habrás hecho Genín… y no puede ser peor que cualquier cosa que haya hecho sulaco, así que será atroz! 😉

  2. No hizo nada. Lo animaban a seguir. Como todos sabemos que Genín tiene descendencia en donde lo del sol paciente, pensé que igual estaba directamente relacionado con él. El comentario ha sido aprobado y se puede leer en la anotación El Erecteión

  3. Sulaco, mi descendienta y marido, británico el, han tenido mas suerte que el copón, hartitos ya de Japón, buscaron trabajo en otros países, y nada, no salia un país decente, por Europa ni soñarlo, cuando ya habían tirado la toalla y decidido tomarse un año sabático e irse a Inglaterra-España y seguir echando curriculums, resulta que les llaman para trabajar ambos en un colegio internacional en…¡Lisboa! y encima los dos, que en Japón trabajaban en colegios distintos…
    Salud

  4. Si, ya he leido el comentario, el caso es que me suena algo el nick, pero no, no recuerdo, en cualquier caso, lo que dicen, es cierto…jajaja 🙂
    Salud

  5. Ay Genín, que suerte tan grande que vas a poder regresar a encochinarte, que recuerdo que has contado batallitas por aquí de tus encochinamientos en Lisboa y además, puedes comprar Pastéis de nata. YO VOY EN DICIEMBRE … de nuevo. Y paso camino de Gran Canaria por Navidad y regreso a Holanda por allí, por aquello del boicot a las aerolíneas truscolanas.

  6. Si, recuerda el nombre de mi restaurante favorito en Lisboa, donde se comía el mejor besugo del mundo, por si un dia te apetece echar un vistazo, “O,caseiro” se llama y mi hija pequeña favorita no hace mucho que estuvo zampando allí.
    Si, seguro que un garbeo de vez en cuando me daré despues de que mi hija grande favorita esté instalada, no está lejos en coche de mi casa…
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *