Gloria Bell

Todos los que vamos a la filmoteca tenemos claro que allí llegan las películas raritas, esas que no se hacen pensando en el populacho sino en un subconjunto más limitado de julays. Se nota en los posters de estas pelis, en donde se jartan a poner citas de periodistas cinematográficos famosos o de periódicos con una reputación como para justificar la existencia de las mismas. La filmoteca es también una zona de riesgo, uno nunca sabe lo que se va a encontrar o como le va a afectar y si no, que se lo digan a la chama que estaba sobando como una bellaca en el cine una o dos filas por detrás de mi. La película que lo provocó se titula Gloria Bell y al parecer se ha estrenado en España esta semana con el mismo título.

Una julay post-menopaúsica busca pollote para restregárselo por el chochote

Una pava cincuentona y divorciada trabaja en una aseguradora de día, tiene dos hijos a los que agobia de día y por la noche se va a los clubs de música de hace treinta años para viejunos a bailar y ver si liga. Allí conoce a un pavo recién divorciado, se lo folla y cuando empieza una relación con él resulta que el chamo es complicado, gilipollas y todo lo demás. Se acostumbrará a recibir disgusto tras disgusto pero ella, mientras le pongan algo de música disco viejuna, como que todo le da igual o algo así.

Parece ser que esto es el remake de una película chilena. Desconozco como fue esa pero puedo decir y digo que esto es una mierda, es aburrida y básicamente, no hay una línea de guión clara. La vida de la vieja me la trae al fresco, la iteración, con ciclos de oficina, llamar a hijos, salir por la noche a beber y bailar, cansa desde la segunda vuelta, que no es la última y la relación con el otro divorciado es tan tóxica que agota y te obliga a desconectarte para protegerte de esa mierda. Da igual que hayan puesto a Julianne Moore de protagonista, ni ella puede salvar este desaguisado. El que peor lo lleva es John Turturro, hasta ahora me parecía un actor de esos interesantes cuando lo ves pero que igual te olvidas que existe. Hasta aquí. Lo odié. Lo odié y lo odié. Su papel de divorciado sometido a la tiranía de su ex y sus hijas es una basura, cada escena en la que salía me provocaba unas ganas intensas de encender el teléfono y ponerme a practicar idiomas con el duolingo, la cámara, el guión, el director y hasta los espectadores lo odiábamos. Del resto del elenco ni me acuerdo porque este hombre me provocaba tal repulsión que ha anulado los recuerdos de los demás. En cualquier caso, esto es uno de esos truscos de mierda que hay que evitar en el camino, que no hay que pisar. Jamás podré recuperar el tiempo perdido en las escenas en la discoteca y en el terrible segmento en las Vegas.

Esto se lo pones a un miembro del Clan de los Orcos y le provocas la muerte cerebral. En base a los ronquidos de la pava que se durmió en la filmoteca, yo diría que ni los sub-intelectuales con GafaPasta tienen estómago para algo así.

Una respuesta a “Gloria Bell”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.