Google Chrome

Google Chrome

Como buen adicto al diseño y a la tecnología, nada más salir el nuevo navegador de Google lo descargué en mi trabajo y lo instalé. Mi primera impresión de esta beta es que es muy sencillo. Había leído maravillas sobre su velocidad pero lo cierto es que no he notado gran diferencia con los otros navegadores, aunque si tenemos en cuenta que la red corporativa de mi empresa es un campo minado de aplicaciones que lo rastrean todo buscando virus, mega-virus, supra-virus, tetra-virus y requete-virus, no me extraña nada. Los de IT de mi compañía han considerado desde siempre al navegador Opera como un virus de los más peligrosos y lo han bloqueado sistemáticamente. Firefox lo toleran pero has de conocer el truquillo para configurarle el proxy y nos obligan a usar el Internet Explorer 6, algo más propio de la Edad Media que de este siglo XXI.

Del Chrome me ha gustado la sencillez aunque echo de menos algunas cosas, como por ejemplo el abrir búsquedas en nuevas pestañas. La falta de “gestos” para el ratón también es algo en contra, sobre todo en güindous, donde se hace muy necesario. Lo que sí que me ha sorprendido negativamente es que de cuando en cuando se cuelga y pese a lo que cuentan de procesos separados, memorias protegidas y todo ese ruido de fondo, se van al carajo todas las pestañas, sin excepción. Las colgadas han venido de la mano de ficheros PDF y otra ralea similar. También me ha dado la impresión de petar algo cuando has dejado tu equipo tirado, te has ido a tomar un café y vuelves a los veinte minutos. Entonces, tratas de cambiar de pestaña y aquello va más lento que la procesión de la Virgen del Carmen en las cuestas de la Isleta. Si tuviera una mierda de equipo con sesenta y cuatro megas de memoria lo comprendería pero estamos hablando de una máquina con dos gigas de los que uno y medio se pasan la semana negros de risa esperando que algún bitio perdido los visite.

Cuando lo instalé, lo primero fue eliminar las absurdas palabras que identifican a los enlaces para dejar los pequeños iconos que nos señalan a los sitios. Yo debo ser la única alimaña funcionalmente visual en el universo y que es capaz de recordar el lugar que quiere visitar en base a su icono.

Lo seguiré probando, siempre es divertido ver como evolucionan estas cosas y total, es gratis.

5 opiniones en “Google Chrome”

  1. corsaria, sí que se echan en falta las extensiones. Por ahora y para ir acostumbrándome le he puesto a Firefox un tema uqe le da aspecto de Google Chrome.

  2. El google chrome para navegar si me parecio bastante bien… de que le faltan algunas extensiones si es un problema en algunos sitios…. pero si mejoran eso sera un duro competidor con todos los exploradores.

Comentarios cerrados.