Gremlins

GremlinsYo si el tío que inventó el cine digital y tal y tal me pone las pezuñas delante le beso las uñas más negras de los pies y le agradezco hasta tres metros más allá del infinito el permitir que los cines puedan traer de regreso películas viejas sin problemas y me cago en todos los muertos de los que dicen que las bobinas de película son lo más de lo más y les deseo todo lo peor siempre. Para festejar las navidades ha regresado a las pantallas un clásico de toda la vida que se enfrenta a mi escrutadora mirada y veamos si es capaz de aguantar el sarpaso, ya que no es lo mismo ir al cine sin pelos en el culo que con uno bien poblado. Se trata de Gremlins y estuvo en los cines de España allá por 1984 con el mismo título.

A un julay le regalan una rata feísima y monta una infestación en todo el poblacho periférico en el que vive

Un chiflado inventor de fracasos le compra a un niño chino un bicho feo como una rata que tenía su abuelo escondido y al que al parecer no se le puede mojar, ni dar de comer después de medianoche ni exponer a luces brillantes. El bicho parece adorable y cariñoso pero resulta que al mojarse se reproduce y los descendientes son unas bestias despreciables, deleznables y casi tan asquerosas como los truscolanes. La cosa se desmadra cuando una de esas bestias se autoreproduce en cantidades masivas y el poblacho acabará con un problemón del quince y gente muriendo por doquier.

Increíble ver como nos hemos amariconado en tres décadas. Ahora el cine es super cuidadoso con la violencia, con las cosas que hacen o dicen los niños y la forma en la que interaccionamos y algo como esta película no es posible ya que aquí la gente es mala, cruel y de lo peorcito. La película tiene una historia que ahora que le veo ya con una edad, es un poco simplona y la forma en la que se resuelve el problema es más bien como algo de fantasía, con un chaval que salva todo mientras la gente muere a su alrededor y a él no parece importarle en absoluto. La película funciona y te diviertes pero vamos, que si la hubiese visto por primera vez hace una semana no la consideraría unclásico, alqo que tengo claro que lo es pero que no le daré esos puntos al final de la anotación. Parece que ni uno de los actores ha conseguido llegar hasta la actualidad como una estrella e incluso su director, Joe Dante, que en aquellos días era lo más de lo más, ahora sobrevive rodando series televisivas. Toda la parte del final, con la locura desarretada en el poblacho y los gremlins desmadrados en el cine es sencillamente épico, pero altamente irreal. Por suerte la fui a ver cuando era joven y en aquellos años estas cosas me la traían al fresco. Si soy honesto, la parte en la que el gremlin bueno está en la casa me pareció algo aburrida.

Esto es cine de cotufas y amigotes y sabe mucho mejor si la vez con amigos y si además, es con todo el Clan de los Orcos al completo incluyendo las hembras y hasta los bebés nacidos antes de la mayoría de edad, pues aún mejor. Seguro que lo niegan pero tengo claro que todos los sub-intelectuales con GafaPasta la han visto y se hacen los locos.

08/10

3 opiniones en “Gremlins”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.