Ha nacido una estrella – A Star Is Born

A Star is BornTenía pensado ir a ver la película que voy a comentar hoy a una sesión de domingo a las nueve y media de la mañana porque la daban e Dolby Atmos y tal y tal pero es que el trailer ya me daba un montón de pereza así que la cambié por una sesión por la tarde en sala normal sin ilusión y con la misma fantasía porque hasta yo pongo límites a lo que puedo hacer para ir a ver una película. Se trata, obviamente de A Star Is Born, la cual se estrenó en España al mismo tiempo que aquí con el títuo de Ha nacido una estrella.

Una julay gritona se encoña de pureta borrachuzo y casi que sin chimpún

Uno al que la fama parece estar dándole de lado se para en un karaoke de travelos a tomarse las copas de rigor por ser alcohólico conocido y allí conoce a una que resulta que no es un travelo, sino que tiene potorro y le mola como canta así que busca la manera de chingarla y ponerle la pierna encima asegurándose que no levanta la cabeza. Al final se lleva a la pava con él a sus actuaciones, la maltrata obligándola a cantar y la chama se vuelve super-hiper-mega famosa, aunque mira que es fea y se casan y eso y él sigue de puto culo y cuesta abajo y ella apechugando porque va a resultar que es masoquista y que le mola que le den candela de la peor. El único que parece tener claro que la mierda, flote o se hunda, sigue siendo mierda, es el agente de la pava. O como si dijéramos.

Empecemos por lo más obvio, yo no sé como lo han hecho todos esos que hablan maravillas de la película y que la ponen por la nubes porque yo en la primera media hora me dio un jamacullo de puro aburrimiento y ya estuve dormitando en el cine hasta bien pasada la primera hora, porque ese tramo de la película es un masque intratable, con unas dosis tan altas de azúcar que pueden provocar diabetes o hasta truscolanismo, que es aún peor. Fascina como se promueve el maltrato psicológico y eso, como si tienes pipa del chocho, tienes que tragar y tragar, que es lo que aprenderán las tontas que vayan al cine a verla. La Lady Gaga puede cantar pero cuando se trata de actuar, es como un puto cartón, es que hizo el mismo papel que en la serie aquella de terror que no da miedo en la que trabajó. El director, que es también el protagonista, Bradley Cooper, probablemente está interesado en el cine de terror porque nos pone unos planos de la chama enseñando la chopa que dan miedo. Por lo demás, le falta ritmo, le sobran canciones, le sobran muchísimos momentos supuestamente sensibles de cámara moviéndose hacia algún lado sin que ocurra nada y le sobran minutos y minutos y minutos de Bradley Cooper, que llegas a preguntarte si él es la estrella que nace porque chupa cámara que no veas. La familia de ella es odiosa y repelente y cada vez que están en pantalla te dan ganas que pase por allí un gringo de estos que mata gente por gusto y los tirotee a todos. La parte de los travelos, fue divertida en el primer minuto y después se fue al garete. El final tardó en llegar lo que no está escrito, la película dura casi ciento cuarenta minutos y le sobran cincuenta por lo menos.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, sigue con tu vida que esto no es para ti. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, vuelve a ver una de las versiones viejas y ni te molestes con esta. Esto es como un telefilm de Antena Triste.

Una respuesta a “Ha nacido una estrella – A Star Is Born”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.