Hace un frío de que te cagas ?? 

Ir en bicicleta cuando hay viento y la temperatura es de diez grados bajo cero es toda una aventura. Comienza cuando te momificas poniéndote la ropa para que te abrigue y creedme cuando os digo que nunca es suficiente. Yo no vario demasiado mi vestimenta, salvo por unos pantalones que protejan algo más que los vaqueros y las botas con suela bien gruesa para que me aíslen del suelo. Hace poco me compré unos guantes de los que usan la gente que sale a correr a la calle para poder manejar la cámara en invierno sin que se me hielen los dedos y he descubierto que son ideales para llevar debajo de los guantes de invierno porque cuando vas en bici con las manos al volante, los nudillos se te congelan y es una sensación horrenda. Con el viento, la sensación térmica que teníamos esta mañana era de diecisiete grados bajo cero. A esa temperatura, tenía que respirar únicamente por la nariz ya que si trataba de echar el aire por la boca se me congelaba la napia y cuando llegué a mi oficina parecía el Joker, con la sonrisa congelada.

Pese al frío, me encantan estos días fríos. Las comidas saben más ricas y la gente anda contenta por todos lados. Reducimos el ritmo frenético y nos tomamos las cosas con más calma, somos más corteses y más propensos a tener una de esas conversaciones chorras con aquellos que como tú se están pelando de frío mientras esperan el tren que llega tarde o el autobús que acabas de perder o estás en la cola del cine Tuschinski, en la calle y no ves la hora de entrar al interior del edificio y dejar que el ambiente caldeado te abrace.

Esta noche volveremos a alcanzar temperaturas de menos diez grados o quizás incluso menos. Hace unos momentos tuve mi ración de siete grados bajo cero cuando volvía de clases de neerlandés junto a mi profesora y optábamos por una ruta un pelín más larga pero en la que evitábamos un puente que está totalmente cubierto de hielo y en el que es casi imposible no caerte. Aunque solo una parte de mi vida la he pasado en esta tierra, he desarrollado mi propio radar para detectar las situaciones en las que la bicicleta no es un medio seguro de transporte y las evito casi como si me hubiese criado en este país.

Mañana será nuestro último día de frío sin escarcha, volveremos a las temperaturas más normales que rondan los cero grados, uno arriba o uno abajo. Y el jueves, en Turquía me espera también el frío y quizás nieve en Estambul, algo que molaría mazo para hartarme a hacer fotos.

5 opiniones en “Hace un frío de que te cagas ?? ”

  1. Aquí también hace un frío que te cagas, con temperaturas bajas que están cerquita de 0º, ya se que no es eso de ahí, pero coño esto es el sur de España o el Norte de África, según con la mala leche que se mire…jajajaja
    Salud

  2. Coñozzz, eso si que es valor, con sensación térmica de -17 en bici.

    A mi una vez me pescó una ola de frío parecida a esta en Londres, con sensación de -12 y era “pa cagarse pata abajo”. Recuerdo que cruzar el Támesis fue demencial, así que chapó por tu valor.

  3. Yo el lunes por la tarde estuve en la playa en camiseta tomando el sol. Ayer por la noche sali con un sueter que no recuerdo me ponia en Holanda nunca en estas fechas a menos que fuese en casa, la verdad es que la diferencia es abismal yo creo que no recuerdo lo que es frio ya. Un beso.

  4. A esta hora y seguimos a seis grados bajo cero. Al menos hoy no hay mucho viento y se hace más llevadero.
    Luis, yo crucé de noche el puente de Brooklyn con -10 y un viento horroroso para hacer la puta foto (que está en el álbum de esa ciudad) y pensé que perdía las manos. Si mi trípode llega a ser de aluminio, me tienen que cortar los dedos.
    Waiting, a ver si aguanta hasta que vengas para que lo disfrutes tanto como nosotros.

  5. Yo recuerdo alguna vez haber corrido por la mañana y que el vaho se me helara en la perilla. No en Granada capital, sino en Sierra Nevada, a -17º C. Y siempre he pensado que, llega un momento que te da igual que sean menos 8 que menos 20. En cualquier caso es “un frío del carajo”.

Comentarios cerrados.