Hampstead

HampsteadEl domingo de la semana pasada hice la que se está convirtiendo en mi visita mensual a la capital holandesa para completar las películas que veo con las que se estrenan en la filmoteca y no llegan a la ciudad de Utrect en la que vivo. La primera de las películas que vi aquel día fue una mezcla de drama, comedia y romance, un tres en uno o así con gente ya de cierta edad y que se titula Hampstead. Al parecer llegará a España la semana que viene con el mismo título.

Una julay se descubre un agujero en los bajos y busca macho que se lo tapone

Una viuda y medio desquiciada vive como en sus mundos de Yupi pese a que su hijo la trata de despabilar y su vecina gilipollas la trata de emparejar con machos. Casualmente conoce a un tipo que vive en una chabola y al que quieren echar para construir unas kelis nuevas del cuñado del PoZero y la chama monta una campaña para evitar esta desgracia, encoñándose al mismo tipo del chamo y jodiendo su relación con su amiga-vecina a la que en realidad más bien odiaba. A todas estas, cuando el hijo descubre que a su madre se la están empetando casi le da una lipotimia del disgusto tan grande que se llevó.

Esta es una historia simplona, ya conocida y llena de tópicos. No hay nada original y todo lo hemos visto, leído, oído anteriormente y si me dices que en algún instante te pareció original, debes tener un grave problema de memoria. Dicho esto, son Brendan Gleeson y Diane Keaton, dos monstruos de la interpretación y sacan la historia adelante y te lo pasas bien. Resultan creíbles como parejas y te diviertes con sus peripecias. En algunos momentos recuerda al cine de Woody Allen solo que le falta la rapidez de los diálogos de ese director, que es más de frases cortas y contundentes y aquí optan por un desarrollo más largo. La película falla un poco en las tramas secundarias, como las vecinas, el friki revolucionario o el totalmente y superfluo papel del hijo, que hasta aparece en los títulos de crédito como protagonista y tiene dos escenas en toda la película y en total no creo que acapare más de un par de minutos. Son esos desvíos de la historia principal los que aburren y despistan ya que lo que todos queríamos era seguir más de cerca las movidas de esa pareja tan rara que desde el principio, sin ninguna duda, sabíamos que terminarían juntos.

No es cine para los miembros del Clan de los Orcos, es demasiado sofisticada para ellos pero no tiene el caché que requieren los sub-intelectuales con GafaPasta. Se queda a medio camino de todos.

06/10

Una respuesta a “Hampstead”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *