Harry Brown

Harry BrownEl cine comercial tiene sus propias pautas y tabúes. Uno de ellos dice que si el protagonista es ya mayor, mejor no hacer la película porque lo que la gente quiere ver son putillas en la flor de la vida y maromos que siguen teniendo un estómago plano y que parecen andar todo el día con el asta levantada y esperando a endiñársela a cualquier hembra que pase por la calle. Por eso vemos mayormente películas de temáticas estúpidas, comedias románticas con los de siempre y películas de acción en las que las tramas tienen su punto de partida en la palabra increíble y desde ahí suben hasta el infinito. Por eso, cuando te encuentras en la cartelera con una pequeña joya como Harry Brown, tienes que verla. La película no tiene fecha de estreno en España y posiblemente llegue directamente a vídeo o televisión dado que ni tiene ni necesita grandes efectos especiales y tampoco abundan en la misma las chochas follables.

Un viejo julay que espera el siguiente tren hacia la Muerte se rebota todo cuando unos chichones matan a su mejor amigo y decide tomarse la justicia por su mano

La vida de Harry Brown es bastante monótona. Está jubilado y hace todos los días las mismas cosas. Se acerca al hospital a ver a su mujer, va al pub a tomar unas cervezas y jugar al ajedrez con su mejor amigo y en sus desplazamientos siempre evita pasar por un túnel bajo la carretera ya que allí hay una banda de macarras del barrio dispuestos a acosarte. Tras morir su mujer se tendrá que enfrentar al asesinato de su mejor amigo por esos delincuentes y a la poca predisposición que parece mostrar la policía para encargarse de buscar a los asesinos. Harry Brown optará por tomarse la justicia por su mano y en un barrio en el que la gente está acostumbrada a esconderse en sus casas y no salir si oyen algo comenzarán los crímenes y las muertes de aquellos que han aterrorizado a la gente.

Michael Caine ha construido un personaje increíble, un hombre atormentado y herido que decide inmolarse llevándose por delante a todos aquellos que están destruyendo el barrio y así darle una nueva oportunidad a los vecinos que viven allí. Veremos como llega a tomar esta decisión y como la ejecutará, metódicamente y sabiendo de antemano que los macarras son cobardes y a ellos es más fácil amedrentarlos. Harry Brown no tendrá piedad con esta gente y sistemáticamente se los irá quitando de en medio. Mientras la acción se desarrolla, no podemos dejar de notar la existencia de esos barrios tan inhóspitos y que nunca vemos en las películas, zonas que hay en todas las ciudades y en donde ni la policía quiere entrar y aquellos que viven en su interior han de caminar con ojos en las espaldas. Viven rodeados de violencia y con tanta exposición a la misma, ha dejado de impresionarles.

El director ha conseguido una brillante película con unas interpretaciones fantásticas y una trama que engancha desde el primer segundo y te mantiene bien agarrado a tu asiento hasta el final.

Absolutamente recomendada para todos aquellos a los que les gusta el buen cine.

08/10

Una respuesta a “Harry Brown”

Comentarios cerrados.