Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2 – Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2 - Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2Todo comenzó hace diez años, en el 2001 y todo acaba aquí, en el 2011, tras ocho películas con las que hemos vivido un viaje increíble y siete libros alucinantes que he visitado varias veces y en los que ando de nuevo atrapado (y justo cuando aparezca esta anotación iré por el tercero de la saga, tras terminar los dos primeros en algo más de una semana). En todo el universo se ha estrenado esta semana Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2 película que se conoce en España como Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2 y de la que no creo que haya una sola persona en el universo que no haya oído algo relativo a la misma. Para esta bitácora, Harry Potter ha sido una presencia constante desde el año 2004 en que hablé por primera vez de él en Harry Potter y el prisionero de Azkabán y a partir de esa película tuvimos las siguientes: Harry Potter and the Goblet of Fire ? Harry Potter y el caliz de fuego, Harry Potter and the Order of the Phoenix ? Harry Potter y la Orden del Fénix, Harry Potter and the Half-Blood Prince ? Harry Potter y el misterio del príncipe y la primera parte del séptimo libro, Harry Potter y las reliquias de la muerte ? Parte 1 * Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 1.

Al julay hijoputa de Voldemort y a la chusma y gentuza que le sigue le dan candela de la buena Harry chapaPotter, Hermione, Ron y el resto de la basca

Cuando tienes entre manos escribir el guión del último libro de la Saga más adorada del siglo XXI supongo que cada decisión la sopesas una y mil veces. Resulta difícil contentarnos a todos, poner en la pantalla la película que todos y cada uno de nosotros nos hemos imaginado y sin embargo, aquí han logrado acabar este relato épico de siete años de la vida de un joven que creció pensando que era un don nadie y acaba teniendo sobre sus espaldas el peso de decidir como será el futuro. En este último episodio, Harry, Ron y Hermione siguen su búsqueda de las reliquias de la muerte para destruirlas y al contrario que en la primera película de este séptimo libro en donde pasamos gran parte del tiempo atrapados en esa búsqueda, aquí tomamos velocidad y hay cosas más importantes que seguir, como la gran confrontación final en la que el Mundo Mágico se enfrenta, los seguidores de Voldemort contra el resto, una idea del mundo contra la otra y en la que nadie permanece indiferente y todos toman partido por uno de los bandos. No voy a revelar el final aunque como todos hemos leído el libro lo conocemos.

Fui a la segunda sesión del día del estreno en mi ciudad (sin contar una que hicieron a medianoche). El cine estaba a reventar y allí, todos y cada uno de los que tomábamos asiento éramos fans de una saga que nos ha acompañado durante un trayecto considerable de nuestras vidas. Al apagarse las luces y después de una dosis masiva de anuncios comerciales, sonó la primera nota de una música que todos llevamos grabada a fuego en nuestros corazones y todo el mundo se quedó en un silencio sepulcral del que no salimos hasta dos horas y media más tarde. En ese tiempo vivimos un montón de emociones intensas, disfrutamos con ese enfrentamiento final que todos esperábamos y con una excelente película de acción que sabe entretener y asombrar sin perder el espíritu del resto de la saga. Los protagonistas lo hacen tan bien como en ocasiones anteriores, que no es que ninguno de ellos sea un actor fantástico y destaca particularmente Matthew Lewis, el joven que interpreta a Neville Longbottom, el cual en esta entrega se destapa como un gran actor y tiene las mejores líneas y escenas. Ralph Fiennes como Lord Voldemort tiene un montón de minutos y podemos por fin disfrutar a gusto con su maldad malísima.

La segunda vez que vi la película la disfruté aún más y ya tengo claro que mi momento favorito es aquel en el que Harry descubre la verdad sobre su vida y lo que Dumbledore esperaba de él. La música desaparece, en la sala setecientas personas contienen la respiración, la cámara nos muestra a un Harry Potter más humano que nunca, abrumado por el peso del sacrificio que tiene hacer y la imagen se empieza a mover despacio hacia él mientras en ese instante decide lo que quiere hacer. Un momento brutal y que me pone los pelos de punta.

Una película es un conjunto y aquí tanto el guión, la ambientación, la música, la fotografía y hasta el superfluo 3D están fantásticamente conjuntados para ofrecernos un espectáculo grandioso que nos recuerda lo genial que puede ser el cine. Todos aquellos que hayan ido a las siete películas anteriores querrán ver el final y muchos seguro que repiten, como yo, ya que aquí Sí que termina todo.

No sé a qué esperas. Vete a verla

16 respuesta a “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2 – Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2”

  1. La tercera vez que la vi disfruté enormemente el comienzo y también la escena en la que Snape observa a los niños caminando por el patio desde lo alto de un torreón. Me pregunto qué me llamara la atención cuando la vea por cuarta y quinta vez esta semana.

  2. El momento que más me impactó la cuarta vez es el encuentro entre Harry Potter y la profesora McGonagall, ese instante en el que ella, con una sola mirada muestra lo orgullosa que está de él y también lo preocupada que está por ese joven sobre cuyas espaldas recae tanta responsabilidad.

  3. Claro hijo, viéndola tantas veces seguidas vas a conocer hasta el más mínimo detalle. A ver si puedo ir a verla este fin de semana, que tengo mucha envidia.

  4. Ya tengo mis entradas reservadas para el sábado y el domingo y por culpa de este exceso de HP7.2 este fin de semana no habrá comentario de película ni el sábado ni el domingo por la mañana.

  5. De la quinta vez que he visto la película en el cine me quedo con el momento en el que las estatuas desfilan por el puente mientras suena una música absolutamente genial que te pone mal cuerpo.

  6. Mi sexta vez fue la primera en 2D y aunque creía que la película ganaría, en realidad no fue así. Es tan obscura como en 3D (y yo que pensaba que sería más luminosa) y la profundidad de campo está muy pero que muy limitada y mientras que en 3D se puede apreciar todo, aquí no sucede lo mismo.

  7. A mí también me gustó mucho la escena de las estatuas y me resultó muy cachondo el comentario de la profesora de que siempre había querido hacer ese conjuro. Yo la ví en 2D, ni siquiera sabía que estaba la peli en 3D, intentaré verla, porque yo también la ví oscura y en algunos momentos le veía mala resolución, aunque pensaba que era mi vista, que cada día estoy más cegata.

  8. Igual la convirtieron desde 3D a 2D porque la diferencia es brutal. En la escena en la que Harry entra con Ron y Hermione a ver al enano y apalabrar el asalto al banco de los enanos, en la versión en 3D se ve a todo el mundo y en la de 2D está el enano enfocado, Harry medio enfocado y los otros dos solo se distinguen como bultos.

    De mi sexta vez me quedo con algunas de las escenas de Neville, ese tío es muy buen actor y además le sienta genial el toque cachondo que le da a todas sus escenas.

  9. a mí también me gusta mucho ese personaje. Ha pasado de ser un pringado a ser un héroe y muy valiente.

  10. De mi séptima vez me quedo con la primera vez en toda la serie en la que Harry actúa estando totalmente en control y dando una orden clara y directa para solucionar un problema. Hasta ese punto, todo lo que había hecho Harry era obligado por las circunstancias pero ahí demostró que es el Elegido. Fue tan bonito como cuando Chabeli pasó de niña a pava.

  11. De mi octava vez, quiero destacar la escena de la batalla en el patio de Hogwarts y en su interior. Soberbia. Música perfecta, coreografía increíble, efectos especiales fantásticos, no se le puede poner un pero. Me pone los pelos de punta siempre que la veo.

    De mi novena vez me quedo con el último minuto entre Harry y Voldemort, sus miradas, su esfuerzo por vencer al otro y como al final hasta te da pena Voldemort.

  12. De mi décima y posiblemente última vez me quedo con el momento final antes del epílogo, con Harry, Ron y Hermione cogidos de la mano. También con la última mirada del profesor Snape a Harry Potter.

  13. Un mes y pico más tarde he vuelto a ver la película y vamos, me reengancho y como siga en los cines el próximo fin de semana sé de uno que va otra vez. Volví a flipar en colores. De esta onceava vez me quedo con las tetas de Hermione balanceándose cuando se detiene su caída en seco dentro del banco de los enanos repelentes.

Comentarios cerrados.