Hasta el último hombre – Hacksaw Ridge

Hacksaw RidgeDesde décadas antes de que truscoluña no fuera nación Mel Gibson ha dirigido de cuando en cuando alguna película y su sensibilidad como director es fantástica. Todos sabemos que en los últimos años tocó castigarlo por algo que hizo, lo cual a mí no me ha impedido seguir yendo a ver todas las películas que ha hecho mientras estaba en el purgatorio y parece que por fin ha llegado la hora de devolverlo al candelabro que nunca debió abandonar. Por aquí por el mejor blog sin premios en castellano creo que solo tenemos Apocalypto de las películas dirigidas por él e incluso esa es del 2006, aunque me parece que hay una mención a la Pasión de Jesucristo. Su nueva película que he visto tres veces y que se estrenó en Holanda hace cosa de mes y medio se titula Hacksaw Ridge y a España llega la semana que viene con el título de Hasta el último hombre.

Un julay quiere ir con Mambrú a la guerra pero sin dar palo al agua

Un chamo decide alistarse para ir a combatir durante la Segunda Guerra Mundial pero por convicciones parapsicológicas o algo así, no puede tocar armas. El chamo acaba medio enfrentado a todos sus compañeros soldados, que lo ven como una vergüenza, a su sargento y teniente, que tratan de doblegarlo y cuando finalmente logra que lo acepten por lo que es, irá con todos ellos de excursión a Japón y se convertirá en un héroe rescatando a setenta y cinco soldados heridos y abandonados en un campo de batalla.

Obra maestra. No hay que decir más. Es un ejercicio soberbio de película bélica y de película social, ya que en realidad hay dos historias, cada una de unos setenta minutos. En la primera, conocemos al chaval, aprendemos las razones por las que no quiere usar armas y vivimos con él el entrenamiento y el abuso de sus compañeros y superiores. Es un pequeño suplicio que nos ayuda a encariñarnos con el personaje y una fabulosa película sobre el carácter humano y la tenacidad. Cuando esto se ha solucionado y no hay problemas, saltamos al campo de batalla y la siguiente historia, la de como se quedó solo en territorio enemigo y salvó, uno a uno, a setenta y cinco soldados, esa es una película que te pone la carne de gallina y en la que en más de una ocasión lloré. Andrew Garfield está perfecto y de hecho, es uno de mis candidatos favoritos al Oscar el año que viene. Lo vemos en todo tipo de situaciones y siempre nos creemos su papel. Las escenas en el campo de batalla son tan reales que hay momentos en los que no eres capaz de seguir mirando, te dan ganas de marcharte del cine de puro horror. Para ser una película que trata sobre un objetor de conciencia, está en el extremo opuesto, el chaval está rodeado de muertes, de una violencia cruel y absoluta. Mel Gibson domina la cámara como nadie, sabe calcular el tempo de las escenas y eso se nota. También sabe como mantener al espectador agarrado a la butaca. La música envuelve la historia, la complementa y enriquece y el conjunto es simplemente perfecto.

Me importa un carajo si eres miembro del Clan de los Orcos o sub-intelectual con GafaPasta. Esta en cualquier caso hay que verla y no te extrañe si acabas igual que el público en el festival de Venecia y le das una ovación de diez minutos en los que no pararás de llorar cuando termine. Un clásico instantáneo.

peliculon

4 opiniones en “Hasta el último hombre – Hacksaw Ridge”

  1. Espero por tu bien que no le votes al coletas, que es mucho más de lo uno y de lo otro aún no lo sabemos.

    La movida de Mel Gibson al final y con los años se ha visto que tuvo mucho con la manera de la pava para trincar tajada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *