Her

HerMe pones un trailer con una película con temática de ciencia ficción y en la que la voz del robot es la de Scarlett Johansson y me tienes en fila el día del estreno para ir a verla. Obviamente, en España la película pierde el noventa por ciento del encanto porque por más que algún comemielda cante la cantinela que se han aprendido, ese noventa por ciento se perderá en el doblaje, ya que dudo mucho que la pava que pone la voz a la Johansson sea capaz de ponértela gorda y morcillona solo con su voz y eso es algo que esa mujer ha conseguido desde siempre. La película se llama Her y en España se estrenó hace una semana con el mismo título ya que el pollaboba del distribuidor no sabía que podía traducir el título como ELLA. Como en español la hache es mudísima, el título suena como ER.

Un julay friki se encoña de la voz de la pava de su móvil

Un panoli medio acarajotado aún no ha asumido que la chama que se trincaba lo ha dejado por alelado y truscolán. Cuando instala en su telefono móvil un nuevo sistema operativo mágico y maravilloso con voz de chama más caliente que los fogones del infierno, enseguida se encoña de ella y el programa le seguirá el juego mientras él se hace las pajillas pensando que está teniendo sexo con su amada. La cosa evoluciona y tarde o temprano acabará como era de esperar.

La idea de la película es original pero se agota demasiado pronto. Estiran las escenas demasiados y repiten golpes a falta de algo con lo que sorprendernos. Bajo una apariencia de un futuro muy asombroso y de apariencia perfecto, se esconde la infelicidad de la gente, la cual parecen querer ahogar hablando con sus teléfonos sin necesidad de tener a un ser real al otro lado. El protagonista es un buen ejemplo de ese tipo de personas, con una personalidad débil y con pinta de ser uno de esos que tienes que manipular y decirle lo que quieres que hagan para que ellos sean felices. Particularmente no me impresionó la interpretación de Joaquin Phoenix aunque no lo culpo a él sino al guión. Su personaje requiere demasiado tiempo en pantalla intentando hacernos creer que está encoñado de la voz del móvil y conmigo no acaba de funcionar. Los mejores momentos son con su vecina, Amy Adams, que parece tomarse el papel de cachondeo y por eso le sienta tan bien. Por lo demás, con un guión que falla por tantos lados, resultó difícil conectar con el protagonista y su romance me pareció una sucesión de escenas de cliché de cualquier comedia romántica sin demasiadas aspiraciones, con el agravante que el sexo es terrible con el teléfono. Para cuando llega el final realmente te la trae floja si siguen juntos o se separan porque todos sabemos que cada dos o tres años, botas el teléfono y te compras uno nuevo, así que esa relación estaba de antemano condenada al fracaso.

Dudo mucho que un miembro del Clan de los Orcos tenga estómago para tragarse una película sin tetas ni paraíso y con un chamo pajariando en pantalla todo el tiempo. De la misma manera, estoy convencido que los sub-intelectuales de GafaPasta se correrán en el cine de puro gusto. Para los demás, mejor esperar a que la den en la tele.

18 respuesta a “Her”

  1. Debes haber escuchado pocas voces femeninas interesantes, porque hay dobladores/as con voces “de que te cagas”… Incluso algún gran actor ( o actriz) ha mejorado mucho, en su conjunto, al ser doblado; porque sus voces originales no cuadraban demasiado con el personaje.
    Pero, en fin, no voy a seguir con este tema; ya veo que te afecta estar cerca de Alemania. Jajaja…

  2. Huitten, no sé en qué universo paralelo vives pero las voces dobladas no siguen el movimiento de la boca del actor o de la actriz que están en pantalla. Aparte, una voz pertenece a una sola persona y en España, prácticamente todas las voces se repiten hasta la saciedad o no has notado que Bruce Willis y Kevin Costner (de Jesús) tienen la misma voz en español y completamente distintas voces en inglés.

    En realidad Alemania te afecta más a ti que a mí, que allí también doblan películas y series y también dicen que el doblaje es poco menos que un arte y que sus profesionales son los mejores del mundo. Seguro que te suena de algo el tema …

  3. Pues yo me declaro a favor del doblaje, pero sólo para las películas españolas. No sé si será neura mía pero cada vez que veo una me espanta lo poco naturales que resultan los actores españoles. No hablan, declaman y se me hace cargante a morir.

  4. A mí me pasa lo mismo con algunas pelis españolas o sudamericanas, que por mucha atención que ponga, hay actores y actrices que no entiendo lo que dicen (véase por ejemplo Y tu mamá también, que he empezado a verla varias veces y no entiendo absolutamente nada de lo que dicen). De las inglesas mejor no hablar, no entiendo nada, así que me toca verlas dobladas al español o en inglés con subtítulos en español, como mucho.

  5. Pedante lo que se dice pedante y que parece que recita es Benedict Cumberbatch. Siempre me da la impresión que cree que está en un teatro de barriada periférica en una función de Shakespeare. A ese sí que lo deberían doblar y ponerle una voz normalita porque muchas veces caga sus personajes con su entonación.

  6. No sé si habrás visto “La gran belleza”. El doblador del protagonista las tuvo que pasar putas porque cuando arranca a hablar menuda mecha coge y no hay quien entienda pille una palabra (y eso que es italiano). 🙂

  7. ¡Qué pesadilla!… ¡Qué cabezota!… Jajaja… Que nadie te discute la maravilla de “lo original”; con todo lo que eso conlleva (producto auténtico, puro y sin mácula). Pero cuando existe un problema de entendimiento, porque no comprendemos el idioma en el que se está hablando, el doblaje es una bendición; y al final se convierte en un arte. Lo de los subtítulos está bien…pero mientras estás leyendo te pierdes detalles (caras, muecas, imágenes rápidas, etc.). Así que les doy millones de gracias a los dobladores, que con su saber hacer…consiguen que disfrutemos de algo que en principio no podríamos. Claro que los afortunados, como tú, que dominan varios idiomas (menos el truscolán), pueden permitirse otras licencias.

    Y a la duda que tienes…te contesto que: Yo vivo en un universo muy amplio, donde hay cabida para todo (siempre que no afecte a la integridad física o psíquica de cualquier ser humano). Un universo, donde cualquier idea es bienvenida, respetada, y usada para el progreso universal. Donde no hay nada definitivo, y donde los finales no existen; todo es transformable, aprovechable, productivo, y muy valioso para la evolución. ¿Te apuntas a vivir en él?… Jajaja… ¡Anda…no te piques, ni te rebotes!…Que te veo venir… jajaja…

    ¡Ah!…Y con Benedict Cumberbatch vienes a darme la razón; ¿te has dado cuenta?…

  8. Huitten el desprecio tan absoluto que muestras por el trabajo de esos artistas llamados actores es sencillamente increíble. La mayor parte de los habitantes del planeta no tiene ningún problema en leer los subtítulos pero da la impresión que españoles, franceses, italianos y alemanes carecen de algún gen. Sorprende que un filipino, indonesio, malayo o un tailandés puedan seguir las películas con subtítulos y un español, no. La decisión de doblar se tomó en España en los años treinta y desde entonces se creó una industria parásita sobre el cine extranjero y la televisión.

    La próxima vez que vayas en un avión en el que pongan películas, compara el canal en español con el original. Verás que no solo son las voces, son los sonidos, que son totalmente distintos así como el volumen de los mismos. Las películas dobladas tienen siempre un volumen altísimo de ruido de fondo comparadas con las que se hacen en versión original. Al parecer la incapacidad de leer se extiende a el procesamiento de los ruidos de fondo.

    Los países sin doblaje suelen tener también una industria de cine mucho más saludable puesto que su cine tiene siempre la ventaja del idioma y es el cine preferido por aquellos que carecen de la capacidad de procesar una pequeña línea de texto en la pantalla mientras ven la película. Mirando la cartelera “hoy”, en los Países Bajos hay en este momento cinco películas holandesas en pantalla, tres de ellas llevan más de un mes y medio y siguen ahí y dos aún continúan entre las diez más vistas. Aquí el cine se financia con las entradas de los espectadores y contando las historias que la gente quiere ver y no con ayudas de amigotes. El sábado habrá seis películas holandesas en pantalla y la semana que viene llega otra. Ni una sola de esas películas llega a España porque la gente se niega a ir a ver cine con subtítulos y solo se doblan las americanas y sin embargo, varias de ellas tienen una calidad sobradamente superior.

  9. ¡No puedo contigo!… No me llega la energía suficiente.
    Los que nos vamos a tener que doblar, somos tú y yo; porque decimos lo mismo…y no nos entendemos. Jajaja…

  10. Entre los grandes milagros de ese maravilloso doblaje tenemos que Arnold Schwarzenegger, por poner un ejemplo, ha tenido ONCE voces distinta en español y siempre la misma en inglés.

    Ni la pelleja de la María que se quedó preñada virgen y casada con marido de dudosas tendencias.

    El pobrecito de Leonardo Dicaprio solo ha tenido nueve voces, pero con la edad que tiene, para cuando se retire habrá cambiado de voz posiblemente veinticinco veces. Que pena tan grande que me tengo a mí mismo, yo solo le reconozco una voz, aunque no lo vea en pantalla sé que es él inmediatamente.

  11. Hoy se me vino esta conversación a la memoria. Me mandaron un video de la TVG (la tele gallega) y recordé que los dobladores gallegos son, con mucha diferencia, los que más “carácter” imprimen a su trabajo.

    El acento coruñés de los negratas no tiene precio. ¿Te imaginas toda la peli doblada igual…?

  12. sulaco, solo que los ejemplos que pones tú son montajes, y el que ha puesto Jc es real como la vida misma, emitido en la TVG.
    Aunque, por supuesto, sigue ganando “a rañala, raparigo” (en español: a rascarla, chavalito” en vez del “Sayonara, baby” de Terminator….

  13. Virtuditas, es normal y aceptado que al doblar se haga una traducción creativa del original y precisamente por eso lo odio. Si fueras húngara y de pequeña te gustaban los Picapiedra, probablemente no sabrías que en el resto del universo, cuando hablan no riman, ya que en ese idioma esos dibujos animados se doblaron con todos los diálogos rimando.

    En la película Frozen de Disney, la canción que ganó el Oscar es Let it go y en la versión española la pollaboba dice Libre soy, lo cual no solo no es lo mismo sino que se pasa por la raja cagada del culo la gramática española, ya que por lo poco que yo recuerdo, es SUJETO+VERBO+PREDICADO con el sujeto opcional y aquí tenemos PREDICADO+VERBO, totalmente incorrecto y estúpido a menos que la puta que te cagó sea la madre de Yoda el de la Guarra de las Galaxias

  14. ¿Qué se haga una traducción creativa? Pues yo pensaba que era al revés, que lo más normal en el doblaje debería ser mantener el espíritu original de la película y no convertir los diálogos en protagonistas porque los negros de la película usan expresiones que, si me descuido, sólo se emplean en Cangas o en Carballino.

    Por cierto, otra de las ventajas de las pelis subtituladas es que aprendes inglés. Los portugueses también son de subtitularlo todo y siempre me sorprendió cuántos habían que hablaban inglés y qué finos eran pronunciando (mil millones de veces mejor que en España). Claro, acostumbrando el oido al inglés con cada película que veían a ninguno se le ocurría decir cosas como “relaxing cup of coffee”. 🙂

  15. Jc, los doblajes son siempre con traducción creativa para ajustarlos al movimiento de boca en el idioma original. En muchísimas películas se cambian también datos esenciales. Hay purriadas de comedias en las que las bromas se ajustan al español porque la frase original no produciría risa alguna.

    En una competición en un pub irlandés con mi amigo el Rubio quedamos los últimos entre veintipico equipos pese a que todas las preguntas eran de cine porque yo respondía en base a lo que sabía de las películas en español y casi siempre era incorrecto. Cuando vi la película Aliens, mi favorita de toda la vida en español, después de haberla visto en versión original dos veces, casi me da un pasmo porque en partes en las que me acordaba de los diálogos los cambios eran brutales.

Comentarios cerrados.