Het Verlangen

Cuando tratas de confundir al populacho, a veces el tiro te puede salir por la culata y eso es más o menos lo que le ha sucedido a esta película, diseñada para ser el siguiente pelotazo del cine holandés pero que se desinfló antes del estreno. La culpa la tiene la ambigüedad en la que se movieron, con un trailer que promete comedia, con un segundo trailer que parece decir que es una comedia romántica para las pavas con ganas de dejarse las uñas en el cine y zambombearse a destajo y finalmente con una película que en la mayor base de cine del universo conocido la ponen como un drama. ¿Esto qué es? Por favor, sus aclaráis. Como mi abono ilimitado lo puede todo, yo fui igualmente a ver Het Verlangen, la cual tiene de título internacional truscoluña no es nación.

Dos julays editores montan un fraude con una chocha y un friki y después se hacen la picha un lío

Dos hermanos editores montan un chanchullo con un escritor que ha hecho un buen libro pero que tartamudea y es feo como tizio y una chocha descerebrada. Ella se hace pasar por la escritora y todos contentos. La cosa se lía porque uno de los dos hermanos tiene remordimientos o algo parecido mientras que el otro es feliz como un culo abierto como un florero en su mariquitismo. La cosa se liará un montón cuando el viejo quiere salirse del chanchullo porque una pava a la que se la quiere empetar está enamoradísima del libro y quiere decirle que es suyo y por supuesto, la tonta del bote se creerá que es una escritora de verdad, o algo parecido.

A veces me pregunto si los que evalúan los guiones son acarajotados de los que votan a la melenuda ordinaria de Podemos que con una mano coge el dinero venezolano e iraní y con la otra señala al resto por corruptos. ES la única explicación para entender como algo así logró pasar los controles de calidad. La película es una fritanga de momentos estelares en otras pelis que aquí no funcionan. No es comedia, no es drama, no es romántica, no es nada de lo que supuestamente pretendían. Es sencillamente aburrida. Pese a poner de protagonista a Chantal Janzen, que vive de su nombre desde hace diez años, no logran un solo momento creíble. Ella como tonta no pega, el viejo tartamudo podría haber sido perfectamente el escritor y encima es un puto vicioso que tiene un telescopio más grande que el Hubble en su ventana para espiar a los vecinos y nadie parece notarlo. Los dos hermanos no se creen ni ellos mismos que lo son. El mariquita lo único que hace es perder aceite sin actuar y el otro carece totalmente del carisma que se espera de un chamo que finalmente ha de enamorar a la protagonista. En fin, que es un tedio que transcurre con mucha pena y sin gloria.

Jamás se estrenará fuera de las fronteras holandesas así que todos los miembros del Clan de los Orcos y los sub-intelectuales con GafaPasta están seguros y nadie se tiene que preocupar.

Una respuesta a “Het Verlangen”

Comentarios cerrados.