Hoe Duur was de Suiker

Hoe Duur was de SuikerEl otro día un compañero en el trabajo me preguntaba si yo iba alguna vez a ver cine holandés. Antes de responderle le pregunté cuándo había sido la última vez que él había ido a ver una película holandesa y en su respuesta me confirmó que habían pasado años. Entonces le dije que solo el fin de semana pasado fui a ver dos, un documental del que hablaré en algún momento de octubre y que para mí es una obra maestra y un drama ambientado en Suriname en el siglo dieciocho. Lo dejé con el punto en la boca porque igual que cuando voy a España procuro ver cine español y evito las americanas que además de estar dobladas, las puedo ver aquí, en Holanda no le hago ascos al cine holandés ya que a mí lo que me gusta es el cine, independientemente de la madre que lo haya parido. Todo este rollo viene para presentar la película de la que quiero hablar hoy, que se titula Hoe Duur was de Suiker y que dudo que se llegue a estrenar en España. El título internacional traducido al español sería El precio del azúcar

Dos julays hemanastras viven en Suriname en el siglo 18, una es más puta que la gallina turuleta y la otra es negra

Esta es la historia de dos hermanastras que crecieron juntas en una plantación en Suriname. Una es blanca y la otra es la esclava que cuida de ella y que tiene más o menos su misma edad. Ambas seguirán caminos distintos aunque siempre bastante unidos. La primera se volverá cruel y caprichosa y además tendrá un problema de picores en el chichi tremendo que la hará fornicar y buscar rabos por todos lados y odiará a todo el mundo que es feliz, tratando de destruir la felicidad ajena y la segunda, su esclava, acabará convirtiéndose en una buena persona y finalmente encontrará el amor con el marido cuernudo de la primera.

Al parecer en Holanda ha habido un montón de discusiones en la tele porque en esta película, para respetar lo que sucedía en Suriname en ese siglo, todas las negras esclavas van en tetas, lo cual puede sonar fabuloso y como que se te pone morcillona solo de pensar en el concepto pero chico, cuando la negra que sale en pantalla tiene por lo menos sesenta años y las tetas con los pezones en las rodillas, créeme, temí que se quemaba la córnea con esa visión tan terrorífica. Aparte del detalle de los desnudos, que para mí es totalmente irrelevante, la otra decisión que yo sí que discuto es que eligieron que la gente hable como se hacía en aquella época y eso obliga a continuos subtítulos porque ni los holandeses entienden muchas veces lo que dicen. Por lo demás, es una historia fascinante de dos hermanas y de como el dinero y el poder no lo es todo y cuando alguien es un garbanzo negro, no hay nada que hacer. La blanca es como un cáncer, todo lo que toca lo jode o trata de joderlo y en su camino intentará arruinar la vida de su mejor amiga, de su familia, de su hijo ilegítimo, de su marido e incluso de su esclava. La actriz que le da vida al personaje consigue ser soberbia y prepotente hasta niveles intergalácticos y si no terminas por cogerle una tirria del copón es que hay algo malo en ti. La otra, la negra, es un ser adorable y sin maldad que desconoce el concepto del perdón porque para ella todo el mundo es bueno hagan lo que hagan. De nuevo, si no la adoras instantáneamente es que hay algo muy podrido dentro de ti. Estuvo nominada para el becerro de oro del festival de cine de Holanda y eso marca un hito porque es la primera vez que nominan a una actriz de piel canela o eso que en la Isleta llamábamos negra como actriz principal. Espero que esta chica continúa haciendo cine porque además de preciosa sabe actuar. La historia es un relato fascinante de poder y el abuso del mismo y de la sumisión de los esclavos al miedo y a los abusos de sus dueños.

Es una lástima que seguramente no tenga una carrera internacional porque es una película muy buena y que puede agradar a los sub-intelectuales de GafaPasta. Obviamente, este tipo de cine, por más que se vean tetas en la pantalla, está fuera del alcance de cualquier miembro del Club de los Orcos, dadas las carencias neuronales de los mismos.

08/10

2 opiniones en “Hoe Duur was de Suiker”

  1. Hola,
    Tan pronto tenga un respiro en mis actividades, pienso buscar ese film. Como lo describes me parece digno de ver; sobretodo porque no recuerdo haber visto cine holandés 🙂
    Respecto del comportamiento de las jóvenes protagonistas, por desgracia cuando la gente se siente por encima del resto, la lleva a cometer toda clase de atropellos, aún en detrimento de sí misma.
    Cordiales saludos

Comentarios cerrados.