I Give It a Year

I Give It a YearUn amigo mío siempre que su parienta le sugiere una película me manda un correo preguntándome mi opinión ya que sostiene que no hay muchos seres inhumanos vivos con el conocimiento intrínseco del género de la comedia romántica que me igualen, ya que yo no me pierdo ni una de esas películas y su mujer, en las escasas ocasiones en que consiguen endiñar los vástagos a algún pariente, se empeña en ir a ver estas películas. Yo no me canso de repetirle que las voy a ver porque para mí el cine es fundamentalmente entretenimiento y con estas pelis siempre me lo paso bien. Los británicos tienen una gran tradición en este género y varias que han sido taquillazos y con cierta regularidad intentan colar otra en los cines, como con I Give It a Year, película que al parecer se estrenará en España el último fin de semana de mayo pero no he conseguido averiguar el título en español, seguramente porque yo la he visto en febrero y esta es la película que más tiempo ha estado macerándose en mi particular despensa de historias.

Una pareja de julays recién casados se jartan de coger manzanas del árbol de la tentación

Una pareja diametralmente opuesta se casan frente al estupor de amigos y conocidos, que no dan dos duros por ellos. Parece que son felices pese a las obvias diferencias y cuando la ex-novia del chamo vuelve a aparecer en escena y un cliente de ella se cruza en su camino, ambos empiezan a darse cuenta que quizás el amor de su vida sea otro.

Esta es una comedia romántica de Hugh Grant pero sin él. Las han hecho anteriormente en varias ocasiones y las seguirán haciendo. Tenemos gente que cree que es feliz, que dice que es feliz pero que poco a poco se van dando cuenta que no lo son y que acabarán rectificando, ya que una de las cosas buenas del género es que conlleva los finales felices. En el caso de esta historia, lo más chocante es que no reconocí a ninguno de los protagonistas, todos eran carne fresca o al menos desconocida. Siguen el guión del género muy bien y hay buenos momentos para reírte y otros algo más serios. Los mejores instantes suceden cuando tenemos las parejas equivocadas en plena faena. Es ahí cuando la historia coge ritmo y avanza con gusto. después tenemos esas otras partes en las que lo tratan de hilvanar tood para que resulte creíble y esos tramos se hacen algo aburridos. En otras ocasiones, las escenas divertidas son estiradas tanto que terminan por cansar, sobre todo una de una fiesta de empresa en la que se les fue la mano con la bobería y terminó por molestar. Por lo demás es una de esas películas que están bien a secas, que cumplen su objetivo y de las que no hay que esperar mucho más.

Puede ser una buena opción para aquellos miembros del Clan de los Orcos que han de sacar a pasear a la hembra a la que empalan y la quieren impresionar con su buen gusto para el cine. Definitivamente está fuera de la órbita de los intelectuales de GafaPasta. Para el resto, esto es cine de tarde de sábado en la tele, con siesta incluida.

06/10

Una respuesta a “I Give It a Year”

Comentarios cerrados.